Los sindicatos dan por rotas las negociaciones con Nissan:

Los sindicatos dan por rotas las negociaciones con Nissan 1
Agencia EFE17 ene 2013
Los sindicatos de Nissan han dado por rotas las negociaciones con la empresa para acordar un plan de competitividad que permita a la planta catalana conseguir la fabricación de un nuevo vehículo, que comportaría la contratación de 1.000 personas y una inversión de 130 millones de euros.

Empresa y sindicatos, con la mediación de la Generalitat, mantuvieron ayer una maratoniana reunión que arrancó a las 10.00 horas de la mañana y que ha acabado sobre las 05.00 de esta madrugada.

Los representantes sindicales presentes en el encuentro se mostraban anoche optimistas acerca de la posibilidad de acercar posturas, aunque finalmente la reunión concluyó, una vez más, sin acuerdo.

USOC, el primer sindicato en Nissan, da de momento por rotas las negociaciones con Nissan y ha convocado para el próximo sábado, día 19, una asamblea de afiliados para explicar a los trabajadores la situación de la negociación y consultar su opinión.

Por ahora, no hay prevista ninguna nueva reunión entre Nissan y los representantes de la plantilla.

Según fuentes sindicales, el acuerdo ha sido imposible porque Nissan ha introducido a última hora nuevas exigencias en la negociación del plan de competitividad.

El principal escollo en esta negociación es la doble escala salarial que plantea Nissan y que supondría que los nuevos contratados cobrarían de media un 20 % menos que los empleados actuales.

De conseguir un acuerdo sobre el plan de competitividad, la planta de Barcelona sería una firme candidata a producir un turismo compacto que conllevaría una inversión de 130 millones de euros y la creación de 4.000 empleos en el sector, 1.000 de ellos en Nissan y otros 3.000 en la industria auxiliar.

La fabricación de este turismo, a partir del año 2014, permitiría además a la planta catalana alcanzar una producción de 200.000 unidades anuales.

Pero la planta catalana, según Nissan, no es hoy en día lo suficientemente competitiva para optar a este nuevo producto, del que se fabricarían 80.000 unidades anuales y que supondría la entrada de la planta de la Zona Franca, especializada en el ensamblaje de vehículos comerciales ligeros y todoterrenos, en un nuevo segmento más competitivo, como es el de los turismos compactos.