Los países de la UE instalarán estaciones para coches eléctricos, pero se dan hasta 2030

0

El Consejo de Ministros europeos de Transporte cerró hoy su posición sobre la propuesta de la Comisión Europea (CE) para impulsar el uso de vehículos que se alimentan de combustibles alternativos más ecológicos.

Los Veintiocho redujeron la ambición de la propuesta del Ejecutivo comunitario que establecía en la Unión Europea objetivos de obligado cumplimiento para los países de modo que se desarrollase un ‘nivel mínimo’ de infraestructuras para 2020.

Los Estados miembros se han mostrado dispuestos a asumir objetivos, pero optaron por establecer estas metas a nivel nacional dentro de estrategias propias y no dentro de la legislación comunitaria, como defendía Bruselas.

Estos objetivos se refieren al coche eléctrico, pero también a otro tipo de tecnologías, como el hidrógeno, el gas natural licuado y el gas natural comprimido.

La decisión de hoy permitirá que den comienzo ahora las negociaciones entre los representantes del Consejo, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea en los conocidos como ‘trílogos’, con el objetivo de llegar a un consenso que permita la aprobación de la propuesta y su entrada en vigor.

La comisión de Transporte de la Eurocámara respaldó la semana pasada la implantación de objetivos a nivel comunitario de obligado cumplimiento, pero rebajaba los números propuestos por la Comisión Europea.

Así, los eurodiputados establecieron una meta para España de al menos 47.000 de estos puntos de recarga eléctricos, frente a los 82.000 previstos inicialmente en la propuesta de la CE.

El país cuenta ya con 1.356 puntos de recarga operativos, según datos de Bruselas.

Fuentes comunitarias recalcaron que el objetivo del establecimiento de estos mínimos de recarga es aportar certeza a los actores privados para que inviertan en el desarrollo de estas infraestructuras, no que los países asuman los costes.

Bruselas busca respaldar el desarrollo de las nuevas tecnologías en el sector del motor eliminando el obstáculo de la falta de puntos de recarga y abastecimiento.

Tanto los Veintiocho como el Parlamento Europeo defienden la adopción de los estándares propuestos por la CE para homogeneizar los puntos de recarga en toda la UE.

Las estaciones de recarga para los coches eléctricos deberán incorporar el enchufe conocido como ‘tipo 2’, establecido por Bruselas como el conector universal en la UE, pero también podrán contar con otros cargadores de otro tipo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.