Los mejores anuncios de coches de la historia: La publicidad de Bruce Lee, el embrión o del chocolate

a fondo Los mejores anuncios de coches de la historia 1
Raúl Toledano19 dic 2011
La publicidad ha escrito alguno de los episodios más gloriosos en la industria del motor. Su capacidad para emocionar, evocar e influir en la decisión de compra ha sido muy alta. Recopilamos algunos de los mejores anuncios de siempre
Reportaje
Por muchas redes sociales y plataformas digitales surgidas a ritmo de vértigo en los últimos tiempos, el principal campo de batalla de las marcas de coches son los spots televisivos. Los departamentos de marketing de los fabricantes siguen echando el resto por concebir la publicidad más gloriosa y memorable, la mejor ejecutada, la más original, pero también la más eficaz, es decir, la que garantiza el retorno de la inversión, la que en otras palabras, da dinero. A continuación, rescatamos algunas de las piezas creativas más inspiradoras de los últimos 30 años, en España y en otros mercados. Seguramente, echéis algunos en falta: el disco duro no es infinito. Pero de los que están ninguno sobra, ya os lo aseguramos, y además alguno os puede hasta sorprender.
1. Skoda Fabia con sabor a chocolate (2007)
Original y muy trabajado. En 2007, la marca checa Skoda, perteneciente al consorcio Audi-VW, hace un anuncio para chuparse los dedos. Un Skoda Fabia de chocolate, concebido paso a paso por los mejores artesanos de chocolate. Una representación a escala real de este urbano con todos sus componentes en chocolate, hasta el logo de la parrilla frontal con una mano remarcando con dos dedos el logo de marca (el colofón, la chocolatina, un gesto que en anuncios posteriores de la marca, se integraría de una manera u otra).
2. Audi 100 CS Quattro y "El salto de esquí" (1986)
Pocas marcas guardan con más mimo y delicadeza sus creaciones publicitarias de antaño que Audi. La marca de los cuatro aros rodó en el mismo sitio, dos décadas después, el spot del Audi A6 2005, el reputadísimo Salto de esquí 2005, que no era más que una evocación al Audi 100 CS y su tracción integral Quattro. El ingeniero Harald Demuth consiguió en 1986 escalar el trampolín de esquí de Pitkävuori, en Kaipola, Finlandia, a bordo de un Audi 100 CS quattro rojo (136 cv), en lo que ha llegado a ser un anuncio legendario de la publicidad sobre la tracción quattro.
3. BMW X3 y Bruce Lee (2006)
Éxito total. Pocas campañas fueron tan efectivas y emocionales: Bruce Lee y el X3 de BMW marcaron un antes y un después en la publicidad de la marca alemana. Aquel mítico be water, my friend que BMW transformó en No te adaptes a la carretera, sé la carretera, hizo crecer las ventas del todocamino compacto de la marca alemana en un 73%. La inversión, además, fue una de las más bajas, y por lo tanto los datos de éxito fueron abrumadores: según el propio fabricante, la notoriedad de marca conseguida fue de 10 puntos porcentuales, la notoriedad publicitaria, de 9 puntos porcentuales, y la notoriedad del modelo, de 10 puntos porcentuales, logrando ser el todoterreno de lujo más conocido del mercado.
4. Audi R8: El rehén (2008) / Maranello (2009)
Por divertido y por su ritmo acelerado más típico del mejor Thriller americano de acción y de persecuciones varias, El rehén del Audi R8 nos ha transportado a una secuencia de tensión, mezclado con la mejor ironía y alguna pizca de humor, gracias al enfrentamiento entre un criminal y un guardia de seguridad que se descompone al ver como el reo toma al R8 como rehén. Por su parte, el spot de Maranello sólo se puede calificar de impresionante, cuando el R8 V10 5.2 FSI Quattro llega a la capital de Ferrari y sus habitantes se revolucionan.
5. Dacia Logan "El placer de cantar barato" (2007)
De perfil más bajo, pero no por eso peor, son los anuncios puestos en marcha por la filial Dacia, de Renault, para lanzar su gama Logan low cost: la filosofía o eslogan de marca, lo mismo que los demás por siete mil y pico euros, fue un éxito absoluto, tanto por calidad como por lo bien definido que queda su público objetivo o target: compradores que buscan funcionalidad y racionalidad, nada más, un coche útil.
6. Toyota RAV 4 "Las parejas no deben comprarlo" (2007)
Como si se tratase de una nueva entrega de Sólo en casa, la publicidad de aquel Toyota RAV4 aglutina música, fotografía, efectos especiales y guión a partes iguales. El anuncio empieza mostrando una pareja de mediana edad durmiendo plácida y felizmente, hasta que al levantarse comienza una carrera frenética por ser el primero en hacerse con el RAV4. Atrevido, e incluso en su momento tildado de muy violento y de herir susceptibilidades, el spot concluye mostrando el eslogan, Nuevo Toyota RAV4: El coche que sólo tú querrás tener.
7. "El embrión" de Mercedes (2006)
Pocos anuncios te erizan más la piel que el embrión de Mercedes, con esa música de cuna que algún psicólogo utilizará para relajar a sus pacientes. Ver cómo crece un embrión y éste cuenta sus deseos de conducir un Mercedeses una pieza tan sutil y sensible como grandiosa e impactante.
8. Mercedes Clase C Coupé Drive&Seek (2011)
Innovador y provocador, Mercedes interactúa en este spot como si de un videojuego se tratase. De hecho, la campaña de este Clase C estaba más orientada a Internet que a la propia televisión. Su enfoque y estilo derivan de la saga Fast and Furious y esa idea permanente, muy perceptible en las diferentes escenas, de ya sabes conducir, empieza a pilotar. Esta campaña vino de la mano con un spot, este sí 100% televisivo, Montaña, Playa o Venecia.
9. Renault 5, "El pequeño gran hombre" (1979)
Fue, quizás, el primer anuncio de lo que hoy entendemos por publicidad moderna. El coche chiquitito que se hace grande. La cultura de la imagen, de la música y el dinamismo creativo en sus inicios. Ha pasado el tiempo, se han hecho anuncios con presupuestos mucho mayores, pero pocos, muy pocos, superan en originalidad y simpatía al anuncio del Renault 5, de 1979, en Francia.
10. Honda Accord y Su taller (2004) / Honda Civic y El coro (2006)
Ingenio, esa es la palabra que mejor define al spot del Honda Accord de 2004. Pocas animaciones tan precisas y tan milimétricamente geniales como la que catapultó al modelo en 2004. Hubo un antes y un después para un Accord que nació allá por 1976. Tuvo un efecto extraordinario sobre sus ventas, al igual que Bruce Lee con el BMW X3. La idea, realización y ejecución es inmaculada, es simplemente perfecta: se presenta un efecto dominó de innumerables piezas del Honda Accord hasta llegar a éste. Por ordenador o por tomas repetidas (se habló hasta de 606 tomas realizadas), sea como sea, este anuncio es genial. De hecho, dos años después, con el lanzamiento del compacto Honda Civic, la marca nipona repitió la estrategia de los sonidos con un coro de niños imitando los ruidos del coche: ¿Te imaginas que en lugar de motor tu coche llevase incorporado un coro de alta fidelidad? Y tu coche, ¿qué tal suena?, nos venía a decir Honda con este spot.
11. Peugeot 206 "A golpes" (2006)
Y para terminar, Peugeot. Su 206, la India y una campaña muy agresiva. En el spot aparece el protagonista pensativo, supuestamente en una ciudad oriental, luego se suceden los golpes y al final abre un papel para aclarar el mensaje final. Se suscita la atención del espectador de manera inmediata. Además, la simplificación del anuncio hace que la audiencia se mantenga a la expectativa de qué ocurrirá. La marca se oculta casi hasta el final: no hay pistas. El ritmo del anuncio engancha. Lo hemos seleccionado, porque entendemos que es un poco diferente al resto de los spots aquí presentados.