Los grupos nipones del motor esperan vender un 20 por ciento menos en China por disputa:

Los grupos nipones del motor esperan vender un 20 por ciento menos en China por disputa 1
Agencia EFE10 nov 2012
Los fabricantes japoneses del motor han rebajado sus pronósticos de venta en China para este año fiscal, que termina en marzo de 2013, en 710.000 vehículos, un 20 % menos de lo que esperaban vender antes de que se recrudeciera la disputa territorial entre Tokio y Pekín.

Según datos que recopila hoy el diario económico Nikkei, los siete principales grupos automovilísticos de Japón esperan que el sentimiento antinipón extendido en China por el conflicto territorial reduzca sus beneficios netos, de forma conjunta, en unos 130.000 millones de yenes (unos 1.290 millones de euros).

El fabricante que más ha recortado su previsión de ventas en China este ejercicio es Toyota, con una rebaja de 200.000 unidades, seguido de Nissan, con 175.000.

Según las estimaciones publicadas en las últimas semanas, los grupos japoneses del motor esperan que, en conjunto, su beneficio neto se incremente un 93 % este año fiscal, hasta los 1,63 billones de yenes (16.140 millones de euros).

La cifra está 136.000 millones de yenes (1.346 millones de euros) por debajo de lo pronosticado en agosto, antes de que se disparara la tensión por el conflicto en torno a las islas Senkaku (conocidas como Diaoyu por Pekín).

La soberanía de este pequeño archipiélago deshabitado del Mar de China Oriental está en el centro de una disputa que se reavivó en septiembre, cuando el Gobierno nipón compró el terreno de varias de esas islas de manos de su propietario privado.

Ello provocó la protesta de Pekín y una ola de manifestaciones contra Japón en varias ciudades chinas, en algunos casos violentas, y la cancelación de eventos diplomáticos entre ambos países.

Se prevé que la crisis en Europa y la persistente fortaleza del yen también afecten a los beneficios de las empresas niponas, aunque tan solo Honda y Nissan han rebajado sus previsiones para este año fiscal, mientras que Toyota las ha mejorado apoyado en un recorte de costes y la pronosticada mejora de ventas en otras regiones.