Los fabricantes de coches lamentan la bajada del mercado español al nivel de Marruecos:

Los fabricantes de coches lamentan la bajada del mercado español al nivel de Marruecos 1
Agencia EFE30 may 2012
La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) ha pronosticado un cierre de mercado para 2012 en 750.000 turismos fabricados, lo que implica que España se aleje de los grandes países productores y se coloque en el nivel de estados como Holanda o Marruecos.

Esta previsión ha sido formulada por la directora de Economía de Anfac, Aránzazu Mur, en la presentación de la memoria anual del ejercicio 2011 de esta asociación.

Mur ha añadido que un registro de 750.000 turismos este año, 'y con dificultades', supone el 46 % del mercado que se obtuvo en 2007, un año antes de la crisis, lo que implica que 'hay motivos para reflexionar'

La directiva ha ampliado su visión sobre un fuerte retroceso de las ventas de automóviles al segmento de los comerciales e industriales, para el que ha pronosticado en este año una cifra de sólo el 30 % respecto a 2007.

Otro efecto que temen los fabricantes es el del progresivo envejecimiento del parque automovilístico que, de seguir en los actuales registros, llevaría a que la mitad de los coches que circulan por España tengan una antigüedad superior a los diez años en 2015.

Por ello, Mur ha pedido la creación 'de un marco general para favorecer la regeneración del parque', en alusión a la necesidad de arbitrar medidas de estímulo a la demanda.

El vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha puntualizado que es prioritario abordar la potenciación del mercado interior para atraer los inversores y ha citado a Estados Unidos y Gran Bretaña, países que pasaron por momentos difíciles hace unos años y hoy han recuperado un papel protagonista en esta industria.

Armero ha reconocido que en estos momentos no hay ningún plan de estímulo por parte del Gobierno para incentivar la demanda de vehículos en España y ha indicado que, por los contactos que el sector mantiene con el Gobierno, se aduce desde el Ejecutivo para esta negativa razones de déficit público y el difícil encaje de una nueva partida presupuestaria de gasto.

Las previsiones sectoriales tampoco ofrecen optimismo en cuanto a la producción, ya que en 2012 el cálculo se establece en 2,1 millones de unidades (240.000 menos que en 2011), frente a la capacidad instalada en España que es un millón más de coches.

Este resultado va a estar muy mediatizado, según Mur, por las dificultades en mercados que son los principales clientes como Italia, que apunta a una reducción de ventas de 14 %, de Francia, con un 8 %, y de Alemania, con el 2 %.

Una de las soluciones al sector productivo español para Anfac es potenciar las exportaciones a los mercados emergentes, y ha citado a Turquía y el Norte de África.

Armero, tras subrayar que el automóvil ha aportado en 2011 a las arcas del Estado 24.000 millones de euros, ha abogado porque los poderes públicos actúen a favor de una política industrial bien definida en objetivos y prioridades.

El vicepresidente de Anfac ha incidido en los riesgos de la actual situación para el empleo, pues puede también tener impacto en la vertiente productiva, como lo ha tenido ya con miles de parados en el área de la distribución.

Ha recordado que la destrucción de empleo en el sector del automóvil se ha situado en un 8 %, frente al 22 % de la industria en general.