Los conductores consideran deficiente la visibilidad de las señales:

Los conductores consideran deficiente la visibilidad de las señales 1
Agencia EFE01 ago 2012
La mayoría de los conductores (89 %) considera deficiente la visibilidad, especialmente la nocturna, de las señales de tráfico en las carreteras españolas, según una encuesta realizada por la organización Comisariado Europeo del Automóvil (Cea)

La visibilidad de la señales no mejora, según los encuestados, durante el día, ya que el 81 % la considera de mala calidad, al tiempo que el 88 % de los conductores opina que la inversión que se realiza hoy en señalización vertical en carretera es manifiestamente insuficiente.

La falta de luz, así como las condiciones climatológicas adversas, intensifica gravemente la percepción general de los usuarios, quienes afirman de manera decisiva que la mala visibilidad sube ocho puntos durante la noche.

Cuando se comparan los datos con respecto a las autovías y autopistas, éstos se vuelven más conciliadores puesto que la muestra estima correcta la señalización en un 74 % durante el día y en un 60 % durante la noche.

La importancia de las señales en carretera. La seguridad vial es la principal razón por la que las señales de tráfico se instalan en las carreteras. Se utilizan como medio para guiar, advertir y ayudar a los usuarios de los peligros o imprevistos.

Por tanto, un sistema de señalización vertical adecuado (tanto respecto de la calidad como en la cantidad de las señales de tráfico que lo conformen) es imprescindible para poder garantizar la seguridad de los usuarios.

Esto se hace especialmente relevante en carretera convencional, puesto que supone un 70 % del total de los accidentes anuales en España.

Cea argumenta que no se puede olvidar que en la actualidad hay ya 88.000 señales verticales en este tipo de vías con una vida media que supera los siete años lo que a priori, si se tiene en cuenta la opinión de los fabricantes, puede hacer pensar que resulten, en un número considerable, ineficaces.

Durante estos meses estivales se multiplican los desplazamientos, sobre todo los trayectos cortos entre poblaciones, utilizando, para ello, las carreteras convencionales (con grandes carencias estructurales en muchos casos) en los que, en consecuencia, la señalización está llamada a jugar un papel clave en garantizar la seguridad vial de los usuarios de estas vías.

Recuerda Cea que en 2010 se produjeron 39.174 accidentes de tráfico en las carreteras convencionales españolas, es decir, un 70 % de los accidentes registrados en España, y es por ello que su conservación, que incluye las señales de tráfico, sea un elemento fundamental para poder prevenir alguno de estos accidentes.

Según los resultados de la encuesta, para un 69 % de los consultados, la señalización durante el día, además de no adecuada, no ayuda a tomar decisiones al volante, un dato que sube al 85 % si se pregunta por la toma de decisiones durante la noche.

La inseguridad que sienten los usuarios al volante deriva de diversas causas, como la mala ubicación de las señales en carretera, los impedimentos que dificultan su visibilidad, el incorrecto mantenimiento de las señales verticales o la concentración de demasiada información en una misma señal, añade Cea.

La buena visibilidad de las señales de tráfico, sobre todo cuando las condiciones son adversas (al amanecer, durante la noche, en lluvia, etc.), es indispensable para generar un clima de tranquilidad y seguridad entre los usuarios y, en consecuencia, para hacer que la conducción resulte confortable y segura.

Si las señales de tráfico no se auditan de manera sistemática y no se procede al cambio programado de aquellas que no cumplen con los requisitos de calidad, sin duda, se produce el deterioro creciente de estos equipos imprescindibles para la seguridad vial.

Señala Cea que únicamente 3 de las 50 provincias del territorio español (Sevilla, Pontevedra y Valencia) cuentan con los recursos suficientes para la renovación de las señales verticales durante el año 2012.