Los concesionarios dan por agotados los fondos de 150 millones del Plan PIVE 2:

Los concesionarios dan por agotados los fondos de 150 millones del Plan PIVE 2 1
Agencia EFE18 jul 2013
El Plan PIVE 2 ha agotado los 150 millones de euros de dotación, al tiempo que ha recaudado 184 millones extras para la Hacienda Pública y generado una demanda adicional de 50.000 vehículos.

Estos cálculos han sido difundidos por la patronal de concesionarios de automóviles, Faconauto, que ya predijo que al ritmo actual de matriculaciones los fondos se agotarían a mediados o finales de julio.

Otro impacto en positivo de esta iniciativa del Gobierno es que el segundo programa de ayudas a la venta de automóviles puesto en práctica por el actual gobierno ha permitido mantener 8.300 empleos en estas redes de distribución de automóviles.

Su intervención ha frenado, pues, según Faconauto, la destrucción de empleo que sufrían los concesionarios desde el año 2007, lo que ha supuesto un ahorro de unos 86 millones de euros en subsidios de desempleo.

Faconauto alba el papel gestor de las ayudas del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), que hasta la fecha ha abonado el 99 % del dinero que los concesionarios han adelantado a los compradores beneficiarios del incentivo.

Los principales beneficiados del Plan han sido particulares y familias, que han acaparado el 93 % del presupuesto y añaden que las familias numerosas, que tenían derecho a una ayuda de 3.000 euros, han solicitado 1.253 operaciones.

La antigüedad media de los 150.000 vehículos achatarrados ha sido de 16 años, lo que ha permitido ahorrar al país, 3,6 millones de euros en derechos de emisión de CO2.

El 96 % de los vehículos adquiridos, cuya base imponible media ha sido de 13.435 euros, fueron turismos y el 4 % comerciales.

Por comunidades autónomas, Madrid ha encabezado las solicitudes validadas (15,4 %), seguida por Andalucía (15,3 %), Cataluña (15,1 %), Comunidad Valenciana (10,7 %), Galicia (6,7 %), Castilla y León (5,4 %), País Vasco (5,3 %), Canarias (4 %) y Murcia (3,7 %).

Las menores aportaciones han sido en Castilla-La Mancha (3,1 %), Aragón (3,1 %),Baleares (3,1 %), Asturias (2,7 %), Navarra (2,1 %), Extremadura (1,3 %), Cantabria (1,3%) y La Rioja (0,8 %).