Los coches que dijeron adiós en 2015: ¿Qué modelos dejaron de venderse?

portadadespedida_e8774b75dc6237bf659d7909e.jpg
Raúl Toledano30 dic 2015
Igual que se abre un 2016 cargado de novedades, dejamos atrás un año 2015 en el que algunos modelos finalizaron sus vidas comerciales. En el siguiente reportaje os contamos qué coches nos dijeron adiós en los últimos meses.
El adiós más triste, por lo cerca que nos toca, fue el del Seat Altea. El monovolumen de la marca española cesó su producción en agosto, víctima de la menguante demanda de este tipo de carrocerías y de la reorganización de la política de producto del Grupo Volkswagen. 11 años y medio millón de vehículos después, se despide el coche de las mil caras (lo conocimos como taxi, coche de policía, con una versión campera denominada Freetrack, como siete plazas apellidado XL…).El Altea puso fin a su producción después de once años
Seguimos hablando de monovolúmenes, esas enormes y modulables carrocerías familiares que pierden fuelle día a día en detrimento de los cotizados SUV. Los más perjudicados son los modelos grandes, como los Citroën C8 y Peugeot 807, primos hermanos franceses que han dejado de fabricarse este 2015, ambos además acechados en su propia casa por modelos más compactos, atractivos y competitivos como Citroën Grand C4 Picasso y Peugeot 5008. Los monovolúmenes, sobre todo los de tamaño más grande, se quedan atrás
Mientras, la mítica Voyager (comercializada en Europa bajo el paraguas de Lancia) dice adiós a España después de unas ventas muy bajas por su elevado precio y por la situación de la propia Lancia, dejada a la deriva por el Grupo Fiat-Chrysler, con un único modelo en su catálogo, el Ypsilon. Al otro extremo de la Voyager, por tamaño y precio, se sitúa el peculiar Skoda Roomster, un monovolumen derivado del anterior Fabia que en 2015 también quedó descatalogado.
Completamente desaparecida en Europa queda Chevrolet, que deja paso a Opel. La marca estadounidense de General Motors pone fin en 2015 a sus ventas en Europa, aunque por encargo podrán reservarse sus joyas más preciadas, Camaro y Corvette. Con esta decisión, la alemana Opel aspira a recuperar cuota de mercado en los próximos años.Chevrolet se despide de Europa para dejar vía libre a Opel
Si ha habido una marca que ha transformado más su gama de modelos, ésa ha sido Mercedes. Inmersa en un cambio profundo de nombres, el GLK ha desaparecido para llamarse GLC, el ML se ha suplido por el GLE (en 2016 lo mismo ocurrirá con el GL, que será el GLS) y el SLK pasa a denominarse SLC.La nueva denominación de modelos de Mercedes deja fuera de juego a modelos como SLK o ML
Un adiós que ha pasado de puntillas ha sido el del Honda Accord. La filial europea de Honda, ante el mercado decreciente de las berlinas, no pondrá en juego la próxima generación del Accord en el Viejo Continente. Un coche que tuvo buenos años en ventas y que siempre ha sido muy bien acogido por la crítica especializada. Sin embargo, los tiempos cambian y también los gustos del cliente, decididos a devorar modelos tipo SUV (ahí Honda ataca con los CR-V y HR-V). Más invisible ha sido la salida del Suzuki Kizashi. “¿El qué?” Una berlina marginal de la marca japonesa, sin motores diésel, abocada desde el principio al fracaso en Europa.Las berlinas japonesa Accord, Kizashi y Legacy, en punto muerto
Jaguar ha puesto punto y final a la vida del XK. La marca del felino ha colocado todos los huevos en la misma cesta, la de las berlinas (XE, XF, XJ) y ahora también en 2016 en la de los SUV (F-PACE). En este escaparate, con el F-Type (coupé o convertible) como modelo más pasional, el descapotable XK no tiene hueco. Una pena.
Otro cabrio que desaparece (por el momento) es el Volkswagen EOS. Nacido en una época de esplendor cuando las marcas generalistas producían (y vendían) en masa carrocerías descapotables de techo duro retráctil derivadas de sus modelos compactos (en el caso del EOS del Golf), el EOS perdió su sitio en 2015 (y más con la que está cayendo en Volkswagen).
Entre las despedidas también encontramos a los modelos que abren directamente las puertas a un sucesor. Así por ejemplo Hyundai ha relevado al ix35 por su nuevo Tucson, ocupando la misma parcela de la gama coreana. Mientras, Subaru apuesta por una carrocería familiar denominada Levorg en lugar de la berlina Legacy. En Renault, por su parte, se están pensando qué hacer con el Koleos, al que le ha salido un rival en casa, el nuevo Kadjar.
Por último no queremos olvidarnos de los coches más exclusivos y de tiradas limitadas que cesaron sus respectivas producciones, como por ejemplo, el McLaren P1 o el Porsche 918 Spyder, que dejó de fabricarse una vez alcanzada la cifra de 918 unidades previstas (todas ellas ya vendidas, claro).Los 'ricos' también lloran