Los coches que circulen por Francia deberán llevar un alcoholímetro:

Los coches que circulen por Francia deberán llevar un alcoholímetro 1
Agencia EFE30 jun 2012
Los vehículos que circulen por Francia deberán estar equipados a partir de mañana con un alcoholímetro, cuyo objetivo es intentar reducir el número de decesos en carretera relacionadas con el consumo de alcohol, la primera causa de los accidentes mortales en ese país durante la última década.

El conductor que no disponga del dispositivo -químico o electrónico- recibirá una multa de 11 euros, aunque la sanción solo empezará aplicarse el próximo 1 de noviembre.

Solo estarán exentos de portar el llamado 'ethylotest', que se puede adquirir a partir de un euro, los ciclomotores de menos de 50 centímetros cúbicos que no superen la velocidad de 45 kilómetros por hora.

La medida, lanzada por el anterior Gobierno, pretende que los conductores sepan si han bebido más de lo permitido (0,5 gramos por litro de sangre o 0,25 miligramos por litro de aire expirado) antes de ponerse al volante, ya que sólo en 2011 la mezcla de alcohol y conducción se llevó la vida de 1.150 personas en Francia.

Para que el resultado sea preciso, el conductor deberá esperar 30 minutos antes de someterse al test, el tiempo que el alcohol tarda en pasar a la sangre.

Según un sondeo de Ifop publicado hoy por el rotativo 'Dimanche Ouest France', sólo el 37 por ciento de los conductores declaran llevar el dispositivo en el coche, aunque la mitad de lo que no lo tienen dicen tener la intención de adquirirlo próximamente.