Los coches más vendidos: De superventas a supervivientes

portadareportaje_3b88590b2096f7738f6924843.jpg
Raúl Toledano18 dic 2013
¿Qué tienen en común los diez modelos que os presentamos a continuación? Su condición de superventas. Coches que las marcas generalistas ofertan con precios competitivos, descuentos irresistibles y una fórmula de captación donde la financiación y equipamientos a coste cero son fundamentales para no cerrar concesionarios.
Renault Megane, Citroën C4, Renault Clio, Volkswagen Polo, Seat Ibiza, Nissan Qashqai, Volkswagen Golf, Seat León, Toyota Auris y Opel Astra. Diez modelos con varias generaciones a sus espaldas y con un éxito comercial a prueba de bombas, incluso en las circunstancias económicas actuales, donde cada venta de coche nuevo se celebra en el concesionario como la Conquista de América. En un mercado actual que ha adelgazado en 900.000 matriculaciones respecto a los efervescentes años 2006 y 2007 y que sobrevive entubado gracias a la dosis en forma de Plan PIVE 4 -hoy agotado- que recibe de la Administración y las vitaminas en forma de promociones de los fabricantes, estos diez superventas son a punto de finalizar este 2013 diez supervivientes del sector.
Aunque faltan algunos más en la lista (Opel Corsa, el fenómeno Dacia, o los muy mejorados 208 y 308 de Peugeot), los diez presentes en este listado tienen características comunes que en la actual coyuntura les hace diferentes al resto. Dejando de lado al Astra (20.450 euros), al que Opel en los últimos tiempos intenta posicionar a mitad de camino entre los compactos generalistas y los compactos premium, el resto se mueve en una horquilla de precios oficiales que oscila entre los 8.900 € del Polo y 15.950 € del Qashqai. Se puede hablar de que el valor real de los coches no ha subido en la última década, es más, según el último estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el último año se ha abaratado el precio de los coches en un 0,5%.

Precios oficiales (del más barato al más caro):

1. Volkswagen Polo: 8.900 euros
2. Seat Ibiza: 8.900 €
3. Renault Clio: 9.800 €
4. Renault Megane: 10.950 €
5. Citroën C4: 11.700 €
6. Seat León: 13.900 €
7. Toyota Auris: 14.501 €
8. Nissan Qashqai: 15.950 €
9. Volkswagen Golf: 17.300 €
10. Opel Astra: 20.450 €
Descuentos de hasta 7.500 euros en el caso de la gama Opel Astra, que también es el único modelo con un ''desde'' superior a 20.000 euros
DESCUENTOS
En un país sumido en una crisis de confianza inmemorable por culpa de una tasa de paro desorbitada (casi del 26%) y con el grifo de los créditos bancarios completamente cerrado, los descuentos y la financiación de las propias marcas son dos factores que van ligados de la mano para decantarse por un coche u otro. De ahí que los precios oficiales se conviertan en papel mojado; y de ahí que ante la falta de crédito externo, las marcas hayan creado sus propias financieras dentro de sus grupos empresariales. Entre nuestros diez superventas destacan por sus descuentos absolutos con PIVE incluido los 6.900 € del Citroën C4, eso sí, financiando un capital de 20.000 euros a 36 meses, circunstancia de la que por ejemplo Opel libera al comprador del Astra, con rebajas de hasta 7.500 € según versión. Estos números no quieren decir que sean los modelos con promociones más fuertes, ya que este honor corresponde al Seat Ibiza con una rebaja de marca más la ayuda de la Administración del 39%.

Descuentos máximos (números absolutos):

1. Opel Astra: 7.500 euros
2. Citroën C4: 6.900 €
3. Toyota Auris: 5.999 €
4. Seat Ibiza: 5.410 €
5. Seat León: 5.210 €
6. Renault Megane: 5.200 €
7. Nissan Qashqai: 5.200 €
8. Volkswagen Polo: 4.704,54 €
9. Volkswagen Golf: 4.085,50 €
10. Renault Clio: 2.210 €
Financiar el coche con la financiera de la marca puede incrementar el descuento hasta el 39% del PVP real, como en el caso del Seat Ibiza
ACABADOS INTERMEDIOS O ALTOS
El buen funcionamiento de las ofertas comerciales de equipamiento a coste cero, como el "Equipa tu Toyota por un euro más", pone sobre la mesa la importancia, no solo del precio y los descuentos, sino también de la relación precio/equipamiento. De los mix (distribución) de las ventas por nivel de acabado de los modelos aquí presentes, el nivel de acceso en ninguno de los casos es el más demandado, llamando poderosamente la atención los Polo y Golf "Advance" con un 73,80% y 42%, respectivamente, y sobre todo el nuevo Renault Clio, con un 42% de matriculaciones correspondientes al acabado más exclusivo "Dynamique".

Distribución de ventajas por niveles de acabado (%):

Renault Megane "Expression": 30 por ciento
Renault Clio "Dynamique": 42%
Volkswagen Polo "Advance": 73,80%
Volkswagen Golf "Advance": 42%
Opel Astra "Selective": 73%
Citroën C4 "Collection": 52,5%
Seat Ibiza "Style": 62%
Seat León "Style": 59%
Nissan Qashqai "360": 45%
Toyota Auris "Active" (porcentaje sin confirmar)
El Renault Clio tope de gama, ''Dynamique'', arrasa con el 42% de las ventas en el acumulado de 2013
Por tipo de mecánicas, el diésel se impone claramente a la gasolina. Aunque ligeramente más caro, las variantes diésel se adaptan mejor a un uso polivalente y racional típico en coches de tamaño compacto y que a la utilización diaria añaden unos consumos más bajos que la gasolina para desplazamientos largos. Entre los diez modelos, únicamente la gama Auris con un reparto equitativo entre diésel-gasolina-híbrido del 33% cada uno y los Megane TCe 115 cv (35,6%) y Polo TSI 90 cv (33,7%), dos motores gasolina de 1.200 centímetros cúbicos, cuatros cilindros y turbocompresor, rompen con la tendencia a comprar diésel.

Los motores más vendidos:

1. Renault Megane Energy TCe 115 (gasolina): 36%
2. Renault Clio dCi 90 cv S&S (diésel): 42%
3. Volkswagen Polo 1.2 TSI 90 cv (gasolina): 33,70%
4. Volkswagen Golf 1.6 TDI 105 cv (diésel): 54,5%
5. Opel Astra 1.7 CDTi 110 ó 130 cv (diésel): 73%
6. Citroën C4 HDi 90 (diésel): 50,5%
7. Seat Ibiza 1.6 TDI 105 cv (diésel): 39%
8. Seat Leon 1.6 TDI 105 cv Star/Stop (diésel): 44%
9. Toyota Auris gasolina/diésel/híbrido: 33% cada uno
10. Nissan Qashqai 1.5 dCi 110 y 130 cv (diésel): 47,5%
Los motores gasolina TCe 115 del Megane y TSI 90 del Polo, los únicos que rompen con la ''moda diésel''
El motor diésel más demandado de estos superventases el 1.6 TDI de 105 cv del Volkswagen Golf (54,5%), seguido del HDI de 90 cv del C4, con un 50,5% del total de ventas del modelo, y del Nissan Qashqai 1.5 dCi que aglutina en dos evoluciones de potencia de 110 y 130 cv un 47,5%. Otro bloque dCi (fruto de la alianza Renault-Nissan) que domina su gama es el Clio dCi de 900 centímetros cúbicos, 90 cv de potencia y sistema Star&Stop de serie, homologando un consumo mixto de 3,9 litros. En las dos gamas de Seat, Ibiza y León, el bloque turbodiésel del Grupo VAG, el 1.6 TDI, es claramente el favorito del comprador, asociado de serie al Start and Stop en el caso del compacto.El 1.6 TDI 105 cv del VW Golf, el motor con mejor mix de ventas
Otra de las cuestiones analizadas es el recorrido que tienen las diferentes carrocerías nacidas de un mismo modelo. ¿Cómo funcionan los compactos de tres puertas respecto a los dominantes hatchback? ¿Y las variantes familiares? ¿Y las pocas berlinas compactas qué se venden en nuestro mercado? Pues bien, los datos dicen que la carrocería madre sigue siendo la que más vende en cualquiera de los modelos. Abrumadora, por ejemplo, es la superioridad del Clio 5p (88%) sobre el Clio Sport Tourer (12%) en el segmento B y del Auris 5p (93,8%) sobre el Auris Touring Sports (6,2%) en el segmento C, siendo más esperanzador el 10,46% del Astra Sports Tourer y a la espera de saber cómo cuajarán los recientemente lanzados Volkswagen Golf Variant (octubre) y Seat León ST (diciembre).

Las carrocerías más vendidas:

1. Renault Megane Berlina (5p): 68%
2. Renault Clio Berlina (5p): 88%
3. Volkswagen Polo 5p: 76%
4. Volkswagen Golf 5p: 89%
5. Opel Astra 5p: 84,51%
6. Seat Ibiza 5p: 71%
7. Seat León 5p: 83%
8. Toyota Auris 5 puertas: 93,8%
A la segunda pregunta es complicado contestar porque por cuestiones de marketing, por lo general, las marcas que tienen modelos con carrocerías de tres y cinco puertas separan los resultados de ambos, considerándolo en algunos casos modelos diferentes, como por ejemplo hace Opel con sus Astra 5 puertas y Astra GTC. Mientras que las berlinas compactas, muy demandas en otros mercados, únicamente encuentran cobijo en el Opel Astra Sedán que representa un escueto porcentaje del 5,03% de las ventas totales de la gama Astra.El Opel Astra Sedán, con apenas un 5,03%, pone el acento sobre el escaso éxito de las berlinas compactas en el mercado español