Los coches de las estrellas: Los ricos también lloran

Diego Zotes08 abr 2003
Un viejo culebrón de los ochenta se llamaba Los ricos también llorán, pero la verdad es que en el caso de estos ricos aficionados a las altas prestaciones las lágrimas deben ser causadas por el viento que se mete en los ojos por conducir sus descapotables a toda velocidad.
Inicio
LOS RICOS TAMBIEN LLORAN

a fondo Los coches de las estrellas 1

Un viejo culebrón de los ochenta se llamaba "Los ricos también llorán", suponemos que para consular a las pobres amas de casa con problemas para llegar a fin de mes; pero la verdad es que en el caso de estos ricos aficionados a las altas prestaciones las lágrimas deben ser causadas por el viento que se mete en los ojos por conducir sus descapotables a toda velocidad.

a fondo Los coches de las estrellas 2

Son ricos, son famosos, algunos son jóvenes y atractivos, otros no tanto pero todos tienen en común su afición por los coches, más bien por lujosos vehículos que están alcance de muy pocos.
Estos privilegiados no pierden la ocasión de sacar a relucir sus lujosas berlinas y deportivos para gusto y deleite de los fans, peatones y conductores que se cruzan en su camino. Exhiben sus automóviles sin pudor, haciendo rugir los potentes motores para asombro de todos.
Muchos de ellos pertenecen al mundo del celuloide, otros a la élite del deporte, son cantantes consagrados de grupos de éxito o simplemente son caras bonitas al servicio de la moda y la publicidad; eso sí, ni ellos ni sus coches pasan desapercibidos nunca.
Muchos de estos personajes se vanaglorian de tener amplias colecciones de estos caprichos. Tal es el caso del futbolista del Manchester United, David Beckham, poseedor de un flamante Ferrari 360 Spider negro con asientos beige y un lujoso Bentley valorado en más de 275.000€.
Otro deportista ilustre, en este caso el golfita español Sergio García posee el mismo Ferrari que el ídolo inglés, con la diferencia que su carrocería es en azul oscuro y su interior en negro.
El actor Arnold Schwarzengger posee una singular colección que consta de un Porsche Turbo 911 valorado en 141.000€; un Excalibur, un coche con estética retro pero construido a finales de los sesenta. También destaca dentro de su flota el impresionante Hummer, empleado por el ejército estadounidense y que últimamente cuenta con muchos detractores ya que dicho modelo es considerado como un "arma" de cuatro ruedas. Cabe destacar su descomunal consumo: más de 20 litros cada 100 kilómetros.
Otros actores poseedores de flamantes vehículos son, por ejemplo, el popular Chedler (Matthew Perry) con su BMW Z8 de 400 caballos valorado en 139.000€; el oscarizado director James Cameron (Titanic) que posee un espectacular Chevrolet Corvette Coupé V8 que le costó "tan solo" 71.000€; Jean-Claude van Damme, flamante estrella de las películas de artes marciales, se pasea a bordo de su lujoso Bentley Azure, mientras que la pareja de moda en Hollywood formada por Jennifer Lopez y Ben Affleck se dejan ver en un coche idéntico al de van Damme.
John Travolta, que fue recuperado para la gran pantalla por su papel en "Pulp Fiction" no duda en poner en marcha su Jaguar E-Type de 1964. Dicho automóvil fue elegido por la prestigiosa revista "Autocar" como coche clásico del siglo XX. El polifacético Will Smith prefiere la comodidad y la sobriedad, no es raro verle pasear con su Bentley Continental mientras que el "gigoló" de Inteligencia Artificial (Jude Law) circula en un Mercedes CLK Cabrio.

La "fiebre Bond" invade también la vida privada de varios actores, así por ejemplo, tanto Pierce Brosnan como Hugh Grant no dudaron en adquirir el espectacular y glamuroso coche que conducía el agente secreto en "Muere otro día", un impresionante Aston Martin V12 Vanquish, uno de los coches más exclusivos del mundo.
Otros actores de menos nombre pero igual fortuna no dudan en sacar del garaje sus "caprichos", tal es el caso de Tori Spelling, hija del magnate televisivo Aaron Spelling, con su Corvette bicolor de 1960.
Las féminas no se quedan atrás, así por ejemplo no es raro ver a las atractivas Cindy Crawdford con su Jaguar XJ8, a Elle MacPherson en su Aston Martin DB5, Halle Berry conduciendo su espectacular Ford Thunderbird o a la ex-Spice girl, Gery Halliwell con un Chrysler Sebring.
br>Texto:Eduardo Serrano
Autocity, 4 Abril 2003