Los coches de Cristiano Ronaldo: Un derroche de elegancia y potencia

a fondo Los coches de Cristiano Ronaldo 1
Raúl Toledano18 abr 2011
CR7 es un loco de la velocidad. En Manchester estrelló un Ferrari 599 GTB Fiorano. El dinero no fue un problema, se compró otro. Está muy ligado a Audi. Colecciona Porsche, Aston Martin, Bentley... ¡valorados en más de 3 millones de €!
Reportaje
A Cristiano Ronaldo no se le mueve un solo pelo de su corta cabellera engominada. Se acaba de subir en su Audi R8, que brama con apenas una caricia de su pie derecho sobre el acelerador, después de terminar un partido en el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, club al que patrocina la marca de los cuatro aros, cediendo sus mejores artilugios al elenco de estrellas que componen la plantilla blanca. Y desde luego qué mejor que la imagen del futbolista portugués para globalizar una marca, Audi, y extender sus tentáculos por todo el mapa mundial. En el garaje de CR7 descansan cuatro Audi: el citado R8, un superdeportivo de ensueño impulsado por un motor 5.2 TFSI V10 de 525 cv (163.540 que con el cambio R Tronic se convierten en 171.790 ), la berlina de representación A8, que en su tercera generación tiene un precio de partida de 78.700 hasta el tope de gama, 6.3 FSI V12 500 cv quattro tiptronic, por 153.310 , el bestial Q7 6.0 TDI quattro de 500 cv con un precio de 153.950 , y el radical RS6, el modelo por el que se decantó el luso en su primera temporada con el Real Madrid. Esta espectacular berlina deportiva, valorada en 123.400 , monta un motor V10 con sobrealimentación biturbo e inyección directa que rinde 580 cv de potencia y 650 Nm de par máximo, acelerando de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y con una velocidad punta electrónicamente limitada a los 280 km/h.
"Siente verdadera devoción por el Bugati Veyron, valorado en 1,4 millones de euros"La obligación, como jugador del Real Madrid, de llevar un Audi mientras circule por las carreteras españolas, ha provocado que Ronaldo venda alguna de sus joyas más preciadas, la mayoría de ellas adquiridas cuando jugaba en Inglaterra, en el Manchester United. Una de las mayores pasiones del portugués es escaparse al país anglosajón para colocarse al volante de uno de sus niños mimados, el Bugatti Veyron, del cual se enamoró en el rodaje de un anuncio para la marca deportiva Nike en donde tenía que competir contra dicha maquina en una prueba de velocidad. Al terminar el spot, Cristiano probó el coche y a continuación se apuntó en la lista de espera para hacerse con uno de ellos. Su precio aproximado es de 1,4 millones de euros. El astro de Madeira es un enamorado de los fabricantes de coches de lujo británicos, tanto de Bentley, y más concretamente del Continental GTC Speed, con motor V12 de seis litros de cilindrada y 610 cv, valorado en 229.565 , y este mismo coche pero con carrocería cabrio, idéntico propulsor pero con 560 cv y un precio de 220.675 , como de Aston Martin, con el exitoso DB9, primo hermano del DBS que conduce el agente 007 en la película Quantum of Solace: fiscaliza 450 cv gracias a su motor V12 de seis litros de cilindrada que acelera de 0-100 km/h en 4,6 segundos y que detiene la aguja del velocímetro en 306 km/h.Siente verdadera devoción por el Bugati Veyron, valorado en 1,4 millones de euros

El portugués también reconoce el buen hacer de las casas alemanas, más allá de Audi. Así, en su nómina de coches también está el modesto Mercedes Clase C Sport Coupé, que cuesta 22.800 , con el que disfruta de sus pocos días de asueto en su isla natal; rebautizado en 2008 como CLC. Antes de ser una estrella de dimensión mundial, Cristiano Ronaldo se conformaba con conducir un sencillo Mercedes Clase C 220 CDI de 170 cv. En 2004, después de su primera temporada en la Premier League, decide vender el coche de la marca de la estrella, tasándolo en 12.600 euros. Y claro está, en este prodigioso garaje no podía faltar la gama Porsche, con su ícono más célebre de todos los tiempos, el 911, y la unidad más polivalente y que pone en liza los nuevos valores de la marca, el Cayenne. A Ronaldo le encantaba el 911, pero por cuestiones contractuales tuvo que ponerlo en venta (por 60.900 euros) al fichar por el Real Madrid. El delantero merengue fue el segundo dueño de este superdeportivo de leyenda, 345 cv, una velocidad punta de 285 km/h, que había comprado en un distribuidor local a principios de 2009. Por otra parte, el internacional portugués fue uno de los primeros clientes en adquirir el primer SUV de la marca de Stuttgart, el Cayenne Turbo, un V8 de 500 cv valorado en 133.000 euros, toda una revolución para una marca que hasta entonces se había dedicado única y exclusivamente a fabricar los deportivos más gloriosos del planeta.No sólo de Audi vive el hombre. Sus primeros coches fueron modestos Mercedes, para más tarde aficionarse al legendario 911 de Porsche, que tuvo que vender por sus compromisos contractuales
Y, antes de terminar, un pequeño guiño al mercado italiano de deportivos, con las marcas Ferrari y Maserati como puntas de lanza. De la firma del cavallino rampante, CR7 poseía el majestuoso y aguerrido 599 GTB Fiorano, un V12 de 6.0 litros y 612 cv que el bueno del portugués estrelló y destrozó en un túnel de la ciudad de Manchester. Era tal su vínculo con aquel hijo del viento que el actual jugador blanco no tardó mucho en comprarse otra unidad, por un valor superior a los 200.000 euros. Uno de los descapotables más bonitos del mundo, que combina a partes iguales deportividad y elegancia, es el lujoso convertible de cuatro plazas Maserati GranCabrio. Más de 150.000 euros de coche, impulsado por un fastuoso motor de 4.7 litros V8 y 440 cv de potencia. Se trata de una de las últimas adquisiciones del futbolista, al que recientemente se ha visto con un coche único en el mercado, sin apenas competencia, ya que pocos fabricantes pueden ofrecen cómodos asientos en la parte trasera, o una línea y una personalidad tan deportiva como la de este cabrio de la marca del tridente.

a fondo Los coches de Cristiano Ronaldo 2

Las 14 "joyas" de Cristiano
Bugatti Veyron: 1.400.000
Bentley Continental GTC Speed: 229.565
Bentley Continental GTC Speed Cabrio: 220.675
Aston Martin DB9: 203.458
Ferrari 599 GTB Fiorano: 200.000
Audi R8: 163.540
Audi Q7: 153.950
Audi A8: 153.310
Maserati GranCabrio: 150.759
Porsche Cayenne Turbo: 133.000
Audi RS6: 123.400
Porsche 911: 96.605
Mercedes Clase C 220 CDI: 35.275
Mercedes Clase C Sport Coupé: 22.800
En total: 3.286.337 , más de 500 millones de las antiguas pesetas