Lexus LFA: Llegan los primeros LFA por 415.000

a fondo Lexus LFA 1
Enrique Marco11 feb 2011
Uno de los deportivos más exclusivos del mundo comienza a llegar a sus sibaritas clientes. Además, en Ginebra Lexus mostrará al público la versión LFA Nurburgring
Lexus está enviando ya las primeras unidades a los pocos afortunados que han podido hacerse con uno de los 500 LFA que se van a fabricar. La producción de este artesanal superdeportivo se anunció hace dos años, y ya entonces comenzó el periodo de reservas, que según la marca ya está completado. La historia del Lexus LFA va a ser por tanto muy corta, mucho más que, por ejemplo, la de uno de sus hipotéticos rivales, el Lamborghini Murciélago, modelo del cual informamos recientemente cuando tras 4.099 unidades cesaba su producción.
Pocos rivales más podemos encontrarle actualmente al deportivo japonés más exclusivo del momento; de no ser que nos fijemos en versiones muy concretas como el Ferrari 599 GTO. Y es que el precio de este capricho nipón es de nada menos que 415.000 euros, cuatro veces más que el otro gran deportivo japonés: el Nissan GT-R. En todo caso habría que conocer el precio de otras ediciones limitadas, como la del GT-R Egoist, de la cual informamos esta misma semana.
En cualquier caso, lo cierto es que semejante nivel conlleva exquisiteces en todo el proceso de producción y venta. Por ejemplo, la fábrica de Motomachi (Japón) no puede montar más de 20 unidades al mes, ya que el ensamblaje se realiza de forma prácticamente artesanal. Ahora están llegando las primeras unidades el gris plata de la foto principal es el primero que se envía a un cliente- con una serie de mimos y cuidados impresionantes. Por ejemplo, el orden de entrega no entiende de zonas geográficas, sino que por la antigüedad de cada pedido se va enviando el LFA a cada propietario esté donde esté. En la entrega se adjunta una carta firmada por el ingeniero de calidad certificando el óptimo estado del coche.

a fondo Lexus LFA 2

En cuanto al modo de transporte, nada de convencionalismos. Un contenedor diseñado específicamente protege a cada unidad. Sólo personal debidamente formado puede manipular este coche, que descansa sobre una plataforma de acero con las medidas del chasis exactas. Tampoco se tapa con plásticos como todos los coches normales, ya que ya va protegido por el contenedor cerrado y, además, su pintura especial requiere un proceso de secado al aire. Ah! y cuando el coche llega a destino el exclusivo contenedor con su plataforma a medida vuelve para Motomachi con el objeto de servir para otro trasporte más."El LFA Nurburgring es una versión especial de 570 cv todavía más exclusiva y limitada"El LFA Nurburgring es una versión especial de 570 cv todavía más exclusiva y limitada
Pero para los más sibaritas todavía Lexus ofrece el kit Nurburgring, con un máximo de 50 peticiones (el modelo naranja que podemos ver en la foto). Es decir, de los 500 LFA sólo un 10% podrán llevar estas especificaciones. Con el paquete Nurburgring, que se presentará al público por primera vez en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra (del 3 al 13 de marzo), esta bestia eleva su potencia 10 cv hasta los 570 cv y mejora la rapidez de su caja de cambios, además de presentar algunos cambios estéticos y aerodinámicos. No sabemos el sobreprecio que supondrá esta opción, pero puestos ya en estas cantidades
Finalmente, recordamos algunos datos de este Lexus LFA que por fin comienza a rodar por las carreteras en manos de sus clientes. Su carrocería de fibra de carbono mide 4,50 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,22 metros de altura. Lleva un motor 4.8 V10 atmosférico de 560 cv (570 cv con el paquete Nurburgring) que transmite la potencia a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de seis marchas. Gracias a un peso muy ligero (1.480 kilos) y a una trabajada aerodinámica consigue unas espectaculares prestaciones de 325 km/h y 3,7 segundos de 0 a 100 km/h.
En definitiva, un deportivo de colección que ya está llegando a sus clientes y que en breve presentará en público la versión Nurburgring. Ahora ya están todos vendidos, pero ¿merecía la pena pagar 415.000 euros por él? La verdad, objetivamente hablando no, pero desde un punto de vista más subjetivo o como pieza de colección que es.¡allá cada cual con sus millones!