León vuelve a los sesenta con la concentración de doscientos Seat 600:

León vuelve a los sesenta con la concentración de doscientos Seat 600 1
Agencia EFE07 abr 2013
León ha regresado este fin de semana a la década de 1960 con la XIII concentración de Seat 600, en la que han participado unos 200 conductores con sus vehículos impecablemente conservados, pese a que algunos superan ya los cincuenta años de rodaje.

Conductores de Sevilla, Almería, Barcelona, La Rioja, Asturias o Galicia se han dado cita en una concentración que se celebra desde hace trece años en la capital leonesa y que convierte a este ciudad en una de las cunas del movimiento 'sesentero', ha explicado a Efe uno de los miembros de la asociación de Seat 600 de León, Salvador Ferreras.

Tras pasar por Villamañán y Valdevimbre, la concentración ha llegado esta mañana a la plaza mayor de León, donde los coches han permanecido expuestos a la vista de los curiosos que se paseaban entre ellos para tomar fotografías y disfrutar del ambiente.

Una gran variedad de colores, estilos, cilindradas y complementos modernos como alerones, remolques, llantas o tubos de escape de diseño daban el toque personal a cada uno de estos coches, que constituyeron hace cincuenta años el primer coche al que podía optar la clase media española y que motiva que sus propietarios lo mimen con cariño.

Como curiosidad, en esta edición ha participado un Seat 600 convertido en taxi, con luz verde y cartel de libre incluidos.

Para ambientar la concentración, canciones que marcaron la historia española como 'Cuéntame' o 'Black is black' han sonado al ritmo de las bocinas de los coches que iban llegando a la plaza, en ocasiones con sonidos tan originales como la música de 'La Cucaracha'.

Según ha comentado el organizador, la de León es una de las concentraciones de este tipo más numerosas de España.

Comenzó con cuarenta participantes en la edición del año 2000 y ya supera los doscientos inscritos cada año.

Como premio a la participación de los conductores, se entregan una serie de distinciones que recaen sobre el grupo más numeroso, que este año ha sido para catorce asturianos que condujeron hasta León con sus vehículos en fila desde la Comunidad vecina, o al coche más antiguo, en esta ocasión uno de 1958.

Completan los premios un distintivo al conductor más veterano, un hombre de 86 años, y al participante que proviene de más lejos, que este año está reñido.

Ferreras ha anticipado que la discusión está entre dárselo a un conductor de Almería o a otro de Sevilla, puesto que, aunque están prácticamente igual de lejos, al de Sevilla se le estropeó el coche cerca de Salamanca y, 'en lugar de darse la vuelta', lo llevó a un taller y continuó hasta León.

'Tiene mucho mérito lo que hacen algunos por participar en esta concentración', ha señalado.