Las ventas de Ford en China crecieron un 22 por ciento interanual en octubre:

Las ventas de Ford en China crecieron un 22 por ciento interanual en octubre 1
Agencia EFE07 nov 2014
Las ventas totales de la multinacional automovilística estadounidense Ford en China aumentaron un 22 por ciento interanual en los 11 primeros meses del año, con 906.613 unidades vendidas entre enero y octubre, por encima de las 741.818 registradas durante el mismo período de 2013.

Según anunció la filial de la compañía en el país oriental, con sede central en Shanghái, mediante un comunicado, en octubre vendió 93.179 unidades en el gigante asiático, ligeramente por debajo de los 93.969 vehículos que vendió en octubre del año pasado.

Su principal empresa mixta en el país, que fabrica sobre todo turismos, Changan Ford (CAF), alcanzó el mes pasado las 69.111 unidades vendidas (de nuevo por debajo de las 70.173 de octubre de 2013), y en los 10 primeros meses del año sumó 660.566 vehículos, un 23 por ciento más que entre enero y octubre del año pasado.

Su turismo Mondeo marcó además en octubre su propio récord de ventas para los 10 primero meses de un año en China, al superar por primera vez las 100.000 con 100.482 coches puestos en las carreteras chinas durante ese período, casi el doble de los 51.748 modelos Mondeo que se vendieron en el mismo tiempo en 2013 en el país.

La segunda firma mixta de Ford en China, Jiangling Motors (JMC), que fabrica furgonetas y vehículos comerciales, sumó en los primeros 10 meses del año 216.300 unidades vendidas, un 16 por ciento más interanual, con 21.446 vendidos durante el mes pasado.

Las ventas de los vehículos importados de Ford (el Explorer, el Edge, el Focus ST y el Fiesta ST) aumentaron un 61 por ciento interanual también entre enero y octubre, y sólo el mes pasado crecieron también un 27 por ciento interanual, con 2.622 unidades vendidas.

Esta semana Ford puso en marcha su quinta ensambladora de automóviles en China (la tercera en la municipalidad de Chongqing), que ha comenzado fabricando el nuevo Ford Escort, aunque tiene tecnología para montar varios modelos diferentes, con una capacidad de producción de 360.000 unidades al año.

La nueva fábrica requirió la inversión de 600 millones de dólares (477 millones de euros), y refuerza a la municipalidad de Chongqing como la mayor base de producción en el extranjero, y de hecho, la mayor fuera de su base industrial principal, en el sureste de Michigan, en los EEUU.

La apertura de la esta fábrica se suma a la reciente puesta en marcha de otra planta adicional de producción de motores y de otra de transmisiones, ambas también en Chongqing, a las que se espera que se añada una sexta ensambladora de automóviles en el país, en la ciudad oriental de Hangzhou, a 170 kilómetros de Shanghái, en 2015.

Durante 2013 las ventas de Ford en China crecieron un 50 por ciento interanual, con 935.813 unidades, 678.951 de ellas a cargo de CAF, lo que supuso un 62 por ciento más interanual.

Otras 230.006 unidades se suman por parte de JMC, que fabrica furgonetas y vehículos comerciales, lo que supuso un 15 por ciento más interanual.

A eso se sumaron el año pasado 26.856 vehículos importados, un 231 por ciento más que sus 8.108 ventas de importación de 2012.

Precisamente desde 2012 Ford ha estado ampliando sus plantas de producción en China, en su plan para contar con al menos seis ensambladoras distintas, con lo que espera duplicar su capacidad de producción en el país, en el que está llevando a cabo la mayor expansión de sus instalaciones mundiales en medio siglo.

La multinacional prevé producir en China, a partir de 2015, hasta 1,2 millones de unidades al año.