Las peores carreteras españolas: Más tramos negros en Galicia y Asturias

tramosnegroscarreteras_4a945ca2e2aff059b5af4a6ba.jpg
Raúl Toledano20 dic 2012
Hay un 5,8% de tramos en las carreteras españolas con altas o muy altas probabilidades de que se produzca un accidente, un 1,5% menos que el año pasado. En la actualidad todavía siete comunidades autónomas cuentan con kilómetros negros en sus calzadas, concentrándose los mayores riesgos de accidente en Galicia y Asturias.
Una de las causas de sufrir un accidente de tráfico es el mal estado y mantenimiento de las carreteras, así lo manifiestan distintos informes, el último, realizado por EuroRAP, con la colaboración de los clubes de automovilistas RACE y RACC, pone sobre la mesa que el porcentaje de tramos peligrosos o muy peligrosos en las carreteras españolas ha descendido en una década del 36 al 5,8 por ciento y concretamente los fatídicos puntos negros se han reducido respecto a 2008 de 521 kilómetros a tan solo 34.
El Informe EuroRAP 2012, el décimo que se realiza, ha analizado 24.340 kilómetros de la Red de Carreteras del Estado, esto es, un 52% de la movilidad total por carretera. Pues bien, a día de hoy, son siete las comunidades autónomas que cuentan con kilómetros negros, sumando 337 kilómetros de riesgo muy elevado: Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, Aragón y Castilla La Mancha. Por provincias, León, Sevilla, Córdoba, Huelva y Orense, son las que concentran más puntos negros.A pesar de una tendencia positiva, los clubes de automovilistas siguen reclamando a las instituciones más fondos para el mantenimiento de carreteras
LAS CARRETERAS MÁS PELIGROSAS
El índice de siniestralidad, que se mide relacionando el número de accidentes en un tramo con la intensidad media del tráfico que circula por él, se dispara en dos tramos de Galicia, el primero en la provincia de A Coruña a su paso por Santiago de Compostela en la carretera SC-21, el segundo corresponde a la nacional N-640 en Lugo entre las localidades de Pontenova y Meira, y en tercer lugar aparece un tramo de la N-632 en Asturias, entre Venta de Las Ranas y Piles.
En el otro extremo, nos encontramos con seis comunidades autónomas libres de puntos negros: Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y La Rioja. El estudio EuroRAP no analiza las carreteras de País Vasco, Navarra y las comunidades insulares, por no tener ninguna de ellas vías que pertenezcan a la red estatal.Las comunidades sin puntos negros en sus carreteras son, Cantabria, Cataluña, Valencia, Madrid, Murcia y La Rioja
Nueve de cada diez tramos conflictivos están en carreteras nacionales de calzada única, con dos carriles de circulación. Si en el año 2000 la probabilidad de tener un accidente en una carretera convencional era el doble que el de una autopista, en 2011 esa probabilidad es el triple; aunque en ambos casos haya descendido. Esto se debe a que la bajada de los accidentes en las vías de alta capacidad ha caído un 73,4%, mientras que en las convencionales es de un 57,6%.Las probabilidades de tener un accidente en una carretera de doble sentido es tres veces mayor que en autovías
LOS MOTORISTAS SE LLEVAN LA PEOR PARTE
Por su parte, el número de accidentes y fallecidos entre los motoristas se ha duplicado, pasando de un 7,8% en 2003 a 17,5% en este 2012. Los accidentes de motoristas se producen en carreteras convencionales, ubicadas en zonas de media montaña, con multitud de curvas y cambios de rasante.