Las edades del conductor: Coches y seguros muy distintos

conducirdestacado_2b9663cf6702edba0881ae0ba.jpg
Autocity19 may 2015
Los compradores más jóvenes conducen vehículos más económicos, de segunda mano y con una potencia de 110 CV; a los 40 años se conduce más y mejor y se alcanza el precio mínimo en la póliza de seguro; y no es hasta cumplir los 60 cuando se conducen coches premium a todo riesgo.
Según el último estudio realizado por el comparador de seguros Acierto.com, basado en el análisis de más de 50.000 comparativas, la mayoría de los conductores espera a los sesenta años para presumir de vehículo. Con el fin de analizar el perfil de la persona al volante dependiendo de la edad, el informe constata una tendencia vital que afecta a cualquier mercado, también al de automóviles: es ya con cierta edad, quizá cuando menos necesidades y obligaciones se tiene, cuando un individuo se puede permite comprar los bienes más caros.
Y es que los conductores más jóvenes, de entre 20 y 25 años, la franja de edad con mayor desempleo en España, no tienen más remedio que conducir los coches más económicos, siendo el modelo más común un Seat Ibiza (8,1% de los usuarios), mayoritariamente de segunda mano (53,3%), y con una potencia media alrededor de los 110 caballos. Para debutar un Seat Ibiza de segunda mano
Por si esto fuera poco, son los conductores más jóvenes los que más partes dan al seguro (8,8% declaran haber dado algún parte durante el último año), los que lógicamente más contratan un seguro a su nombre por primera vez (46,7% de los casos) y los que también reciben muchas más multas (8,4% admiten haber recibido una multa en los últimos 3 años) al tener menos experiencia.En la veintena se sufren muchos accidentes y se reciben muchas multas
A pesar de que sus coches no sean tan caros ni nuevos, estas circunstancias repercuten directamente en el precio de sus pólizas. Pagan más, una media de 866 euros, por menos, una mínima cobertura a terceros ampliada (modalidad que se repite en el 32,1% de las ocasiones). La buena noticia es que pueden ahorrarse una media de 317 euros escogiendo la opción más barata del mercado.
A partir de los 30, y a pesar de tener diferentes necesidades de movilidad (casi la mitad está casado o vive en pareja y más de un tercio tiene hijos), los conductores mantienen un perfil de coche similar al que tenían a los 20, ya que el modelo más comprado sigue siendo el Ibiza. Sin embargo, la mayor experiencia al volante (el porcentaje de usuarios que admite haber dado un parte durante el último año baja al 8,2% y sólo el 20,1% contratan un seguro a su nombre por primera vez) permite reducir el precio del seguro a la mitad. De este modo, los conductores con esa edad pagan una media de 479 euros por un seguro a terceros ampliado, todavía la modalidad más frecuente, aunque comparando precios podrían ahorrarse 180 euros.A partir de los 30 cambian las necesidades, pero no el modelo de coche más común, el Seat Ibiza
A medida que los conductores suman otra década de carné, el número de partes y el precio continúan bajando. Así, las personas de 40 años dan un 18% menos de partes que los de 30 y pagan por su seguro a terceros ampliado, también la modalidad más común en este tramo de edad, una media de 418 euros si bien podrían ahorrarse una media de 147 euros. En esta franja de edad, el coche más frecuente es el Renault Megane de 4 y 5 puertas, ya que el 53,4% de los usuarios declara tener hijos, aunque todavía menores de edad. A los 40 se conduce mejor y se alcanza el precio mínimo del seguro
Siguen siendo vehículos con una potencia media que ronda los 110 CV y son los años en los que conducimos más distancia, con una cifra media 9.196 kilómetros anuales, lo que desafortunadamente tiene también un impacto en el número de multas (10% más de multas que a los 30 años).
LA CRISIS DE LOS 50
Los 50 años son una verdadera crisis para los conductores. Todavía conducen coches familiares (el Renault Megane sigue siendo el vehículo más frecuente), el número de multas sigue en alza (30% más de multas que a los 40), y a pesar de que el número de partes declarados alcanza el mínimo (sólo el 5,9% de los usuarios dieron un parte durante el último año) el precio del seguro empieza a subir. En este sentido, el seguro a terceros ampliado es todavía la opción favorita entre los conductores, por el que pagan una media de 466 euros, aunque se podrían ahorrar 167 euros comparando para encontrar la mejor oferta del mercado.
Cuando llega la madurez, con la jubilación a la vuelta de la esquina, es momento de disfurtar. O así por lo menos lo constata el estudio de Acierto.com, según el cual los clientes de Mercedes-Benz pasan de un 3,5% a los 50 años a un 6,5% a los 60 años y a un 11,6% a los 70. Asimismo, a pesar de que utilizan menos el coche (realizan una media de 8.400 kilómetros al año) buscan una mayor cobertura para el seguro de su coche y así la mayoría optan por pólizas a todo riesgo, por las que pagan una media de 640 euros en el caso con franquicia y menos de 400 euros si escogen la opción más barata.Del Mégane con hijos al Mercedes con nietos