Las autoridades Chinas atribuyen el incendio del autobús a una persona que quería vengarse:

Identifican a un sospechoso de incendiar un autobús y causar 47 muertos en China 1
Agencia EFE08 jun 2013
Las autoridades chinas han atribuido a un hombre de 59 años que quería 'vengarse de problemas personales', y que ha muerto en el incidente, el incendio de un autobús en la ciudad de Xiamen, en el sureste de China, donde murieron al menos 47 personas y otras 34 resultaron heridas, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Así lo aseguró hoy la Policía local de la citada ciudad a través de su cuenta oficial en Weibo, el Twitter chino, según recoge la agencia oficial Xinhua.

'La investigación del caso ha logrado grandes averiguaciones, y se revelará información detallada pronto', apunta el comentario.

En el momento del siniestro, ocurrido a las 18.20 del viernes (10.20 GMT), 90 personas viajaban en el autobús, de las cuales 47 han fallecido y 34 se encuentran hospitalizadas.

El Gobierno municipal de Xiamen aseguró que ya ha revelado una lista de los heridos y que las identidades de las víctimas mortales todavía se están verificando, recoge Xinhua.

Había 15 estudiantes entre los pasajeros, siete de los cuales están recibiendo tratamiento médico y los ocho restantes continúan desaparecidos.

El suceso afectó a un vehículo del servicio municipal de tránsito rápido (BRT) y ha sido consecuencia de 'un grave caso criminal', según los investigadores locales.

La investigación policial evidencia que las ruedas y el depósito de combustible del autobús están intactos, por lo que, en principio, descartan un problema de seguridad como posible causa del incendio y apuntan al caso criminal, por lo que prosiguen las pesquisas.

El incendio se produjo apenas cuatro días después de que un fuego en una matadero avícola en el norte de China (provincia de Jilin) causara 120 muertos.

En su caso, las autoridades atribuyeron el siniestro a negligencias en la seguridad de la planta por parte de la compañía y del Gobierno local, al fallar en la supervisión.