Land Rover Range Rover TDV8: Más potente y capaz

Diego Zotes07 jun 2006
Para alcanzar el liderato entre los todoterrenos de lujo, el Range Rover incorpora un nuevo motor diesel V8 de 3.6 litros con 272 cv de potencia y se acompaña de un ligero restyling exterior e interior que actualiza su imagen.
El Salón del Automóvil de Madrid ha sido testigo directo de la primicia mundial del lanzamiento de una nueva motorización del modelo alto de gama de Land Rover, el Range Rover, que se acompañará de un ligero restyling estético.

Se presenta con un nuevo motor diesel de altas prestaciones denominado TDV8, que con 3.6 litros de cilindrada propone una importante cifra de potencia de 272 cv, sustituyendo al anticuado TD6 que rendía unos escasos 177 cv. Como el resto de propulsores de la gama es extremadamente ligero, compacto y robusto, además de superar a su predecesor en un 54% de potencia y en un 64% de par motor, mientras curiosamente el consumo se mantiene en las mismas cifras.

a fondo Land Rover Range Rover TDV8 1

Las prestaciones han mejorado notablemente, alcanzando los 100 km/h desde parado en 9,2 segundos, cuatro segundos menos que su antecesor. La velocidad máxima ahora, limitada electrónicamente, ha aumentado hasta los 200 km/h. Con todo esto, es mucho más refinado y silencioso, muestra un comportamiento mucho más dinámico y emplea un sistema de frenado sobredimensionado.
Las cualidades todoterreno del Range Rover han mejorado, si cabe, mediante la incorporación como equipo de serie del sistema Terrain Response en todos los modelos 2007, junto con un diferencial electrónico "e-diff". El sistema Terrain Response permite al conductor elegir entre cinco configuraciones predeterminadas, mediante un interruptor giratorio, adaptando los sistemas del vehículo a las condiciones del terreno. De esta forma, los controles electrónicos y mecánicos del Range se optimizan para afrontar condiciones específicas.
Además de todos estos factores mecánicos, el Range Rover 2007 incluye otras muchas mejoras, como una mayor habitabilidad, una estética más moderna y un confort optimizado. El habitáculo propone mayor cantidad de espacio para los objetos (con nuevas guanteras dobles), un nuevo paquete de airbags, un diseño más limpio de la consola central, el freno electrónico de aparcamiento, un nuevo salpicadero superior y los sistemas de ventilación/climatización mejorados. También se ha retocado la apariencia de los mandos y del equipo de sonido y se ha hecho mayor eco de los acabados metálicos y de la madera, realzando la sensación de lujo y calidad. Los asientos delanteros térmicos, de serie, incluyen ahora función de refrigeración opcional, mientras que los reposacabezas activos maximizan la seguridad.