Land Rover LRX Concept: Cross coupé premium

Raúl de San Antonio21 ene 2008
Este concept llega a Detroit “vestido” de Range Sport, pero con unas dimensiones menores que las del Freelander II. Impulsado por un motor de 2 litros turbodiésel híbrido, sólo emite 120 g/km de dióxido de carbono.
Con la inminente celebración del 60º aniversario de la marca de todoterrenos por excelencia nace un prototipo del 4x4 del futuro. El LRX Concept llega a Detroit vestido de Range Sport, pero con unas dimensiones -4.351 mm de largo, 1.895 mm de ancho y 1.535 de alto- menores que las del Freelander II -149 mm más largo y 205 mm más alto-.

a fondo Land Rover LRX Concept 1

Sus líneas más compactas y muy modernas se mezclan con el lujo interior y los materiales reciclados. El habitáculo flexible y de gran capacidad, está diseñado para un uso inteligente del espacio. El techo "flotante", y transparente, soportado por una estructura en tela de araña y los pilares de los cuartos traseros con aperturas acristaladas, ambos de policarbonato, bloquean la luz ultravioleta y mantenienen fresco el interior a la vez que mejoran la visibilidad y la luminosidad dentro.
Además, su bajo peso y el coeficiente aerodinámico reducido, resultante de las tecnologías sostenibles proporcionan importantes beneficios de consumo y niveles de emisión, de tan sólo 120 g/km de dióxido de carbono por la combinación de elementos de ahorro de energía mecánicos y eléctricos.
La respetuosa mecánica de este prototipo está formada por un bloque híbrido de 2 litros turbodiésel, capaz de utilizar biodiésel, que se combina con el sistema ERAD (Tracción Trasera Eléctrica Integrada) que permite al LRX utilizar tracción eléctrica sólo a bajas velocidades, conservando la tracción permanente 4x4 en condiciones exigentes. A diferencia de otras tecnologías híbridas de la competencia, la exclusiva solución de Land Rover mantiene la tracción mecánica a las cuatro ruedas.
En conducción todoterreno, el sistema ERAD proporciona par adicional cuando es necesario, y aporta el máximo par eléctrico desde el arranque para ofrecer mejor control a bajas velocidades y mayor potencia de arrastre en superficies difíciles o durante operaciones de remolque.
En carretera, este sistema activa el motor eléctrico en condiciones de tráfico lento de hasta 32 km/h, mientras que la función Generador-Estárter Integrado (ISG) vuelve a arrancar el motor de combustión automáticamente cuando es necesario. El motor eléctrico continúa asistiendo al de combustible hasta que este alcanza su rango de máxima eficiencia, reduciéndo el consumo y las emisiones. El ISG también interrumpe el funcionamiento del motor de combustión cuando el vehículo se detiene, y vuelve a arrancarlo al iniciar la marcha.
El motor eléctrico utiliza la potencia almacenada en una batería de iones de litio de alta tensión y gran capacidad, independiente de la batería normal de 12 V. Esta batería se carga mediante un sistema de frenado regenerativo que también funciona a través del sistema ERAD.

El LRX incorpora, además, control de descenso así como el famoso y práctico sistema Terrain Response de Land Rover que optimiza la conducción y el confort del vehículo maximizando además la tracción. El LRX dispone de cinco modos, incluido el nuevo y eficiente modo Eco concebido principalmente para utilización en carretera, este modo configura todos los elementos integrados del sistema de vehículo para optimizar la economía de consumo.