Land Rover Freelander: En octubre llega el SD4 190 cv

a fondo Land Rover Freelander 1
Enrique Marco05 ago 2010
Land Rover prepara cambios para el Freelander. Se trata de un ligero restyling acompañado de una revisada oferta diésel y nuevas versiones.
En octubre llega el SD4 190 cv
Land Rover prepara cambios para el actual Freelander de segunda generación, modelo lanzado en enero de 2007. Se trata de un ligero restyling -lo habitual en un modelo cuando se encuentra en el ecuador de su vida comercial- que además viene acompañado de una revisada oferta diésel y nuevas versiones. Destaca la evolucionada mecánica diésel de 190 cv que se asociará a las siglas SD4 y, poco después, la llegada de una versión de tracción simple que reduce el peso, los consumos, las emisiones y el precio (los precios se facilitarán más adelante). De esta forma Land Rover ofrecerá un nuevo Freelander más competitivo frente a los modernos BMW X3, Toyota RAV4, Ford Kuga o Hyundai ix35 entre otros.
Será el próximo mes de octubre cuando el actual motor 2.2 TD4 de 160 cv se jubile y de paso a dos variantes de este mismo bloque de 2,2 litros. Uno será el que conservará las siglas TD4, el cual bajará la potencia a 150 cv y vendrá siempre asociado al cambio manual y al sistema Start/Stop. Por encima de este se situará el SD4, con una potenciación de 190 cv y combinado con una caja de cambios automática mejorada. En ambos casos se reducen las emisiones y los consumos, y mientras que el TD4 conserva las prestaciones del motor anterior, el SD4 las mejora notablemente.
En las dos versiones el nuevo motor 2.2 turbodiesel desarrolla un par de 420 Nm, lo que significa 20 Nm más que el anterior. El Freelander TD4 de 150 cv calca las cifras de prestaciones de su predecesor (11,7 segundos de 0 a 100 km/h y 181 km/h de velocidad máxima), pero reduce el consumo en medio litro (ahora 6,2 l/100 km de media) y emite 14 g/km menos de CO2 (ahora 165 g/km). Por su parte el SD4 de 190 cv automático mejora sustancialmente las prestaciones para declarar unas cifras de 190 km/h de velocidad punta y 9,5 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h, mientras que sus datos de emisiones y consumos se quedan en 185 g/km y 7 l/100 km.
Ya en 2011, a principios de año, llegará el Freelander eD4, en este caso con la variante de 150 cv, el cambio manual, el sistema Start/Stop y, por primera vez, un sistema de tracción a un solo eje. La marca declara que seguirá ofreciendo los mejores vehículos tipo todoterreno con los sistemas 4x4 más evolucionados pero, conscientes de que muchos clientes se decantan hoy día por un SUV aunque no necesiten la tracción integral, lanza este nuevo modelo 4x2. Pesará 75 kilos menos, rebajará el consumo medio hasta los 6 l/100 km y las emisiones hasta los 158 g/km y, evidentemente, costará algo menos.
Finalmente, decir que desde el próximo mes de octubre Land Rover modificará ligeramente algunos elementos del Freelander, como los paragolpes, grupos ópticos, llantas, colores de carrocería, salpicadero y cuadro de mandos, mejores combinaciones de telas y pieles para la tapicería o una parrilla delantera que diferenciará al TD4 del SD4, con terminación oscura para el primero y brillante para el segundo.