Land Rover Discovery Sport: El primero de la nueva familia

discoverysportportada_fab49ce9bce32479d7a18e85c.jpg
Raúl Toledano03 sep 2014
El nuevo Land Rover Discovery Sport inaugura la tercera familia de modelos dentro la marca especializada en TT. Su estilo más moderno recuerda al Evoque. Sus dimensiones lo colocan en el espacio que dejará libre el Freelander. Las primeras unidades llegarán a principios de 2015, aunque desde octubre se aceptan pedidos desde 36.350 euros.
Si la semana que viene, concretamente el lunes 8 de septiembre Jaguar desembarcará con su nueva berlina media XE, hoy es el turno de su marca hermana Land Rover, la histórica firma inglesa de todoterrenos que sigue explorando nuevos caminos y ampliando su gama de modelos. El último es el Land Rover Discovery Sport, un SUV premium que podrá tener un habitáculo 5 ó 7 plazas en sus 4,59 metros de longitud, y que abre una nuevo nicho de mercado en el seno del fabricante; por tamaño a mitad de camino entre los Range Rover Evoque y Range Rover Sport. Este Discovery Sport no sustituye al actual Discovery, 24 centímetros más largo, y sí que vendrá a ocupar el hueco que dejará vacío el vigente Freelander, 9 centímetros más corto.
Pero no sólo porque sea más largo el Discovery Sport es mucho más coche, más todocamino, que el Freelander. El salto de calidad general, gama de motores, equipamientos, diseño, y hasta precio, bien lo podrían equiparar al deseado Evoque. A diferencia de éste, el Discovery ofrece un plus en espacio interior, un enfoque si se quiere más familiar. Son 541 litros de maletero, una segunda fila de asientos que se puede desplazar longitudinalmente 16 centímetros, o la posibilidad de plegar tanto la segunda como una tercera fila de asientos que en modelos de su tamaño y concepción premium, BMW X3 o Audi Q5, no se puede configurar.

discoverysportapoyo_e8999d5ac64efed42d42c0b77.jpg

Este plus en versatilidad interior no es incompatible con un diseño exterior muy atractivo, inspirado en el prototipo Discovery Vision Concept, presentado en el último Salón de Nueva York. Una estética que inauguró el Evoque, retomaron sin complejos los nuevos Range Rover y Range Rover Sport, y ahora estrena este Discovery Sport. Como podréis ver en las fotos, las siglas "Discovery" toman la parte central superior del portón trasero, marcando la genética de un modelo que será el primero de una nueva familia versátil y funcional, dejando a los Range como los hermanos lujosos y al Defender como el todoterreno puro.Discovery, una nueva familia versátil y funcional, dejando a los Range como los hermanos lujosos y al Defender como el TT puro
El habitáculo del Land Rover Discovery Sport cuenta con materiales de máxima calidad y una consola vertical con una carga tecnológica de primera categoría, incluyendo un Head Up Display, un avanzado sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 8", asistente de aparcamiento (en línea y batería), alerta por cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales, asistente de ángulo muerto, o las cámaras perimetrales.Se aceptarán pedidos a partir de octubre, aunque hasta primeros de año no llegarán las primeras unidades
La gama está organizada alrededor de cuatro niveles de equipamiento (S, SE, HSE y HSE Luxury), tres motores (dos diésel de 150 y 190 cv de potencia y un gasolina de 240 cv, motores implantados en el Evoque, todos sobrealimentados, inyección directa y Stop & Start), dos transmisiones (manual de seis o automática de nueve velocidades) y en el momento del lanzamiento todos con tracción integral. Y es que a lo largo de 2015, Land Rover introducirá una variante diésel de bajo consumo, denominada ED4, que promete 119 g/km de emisiones de CO2 y que estará exclusivamente disponible con tracción delantera.Todos tendrán tracción total hasta que en 2015 llegue una versión de bajo consumo con tracción delantera
El Discovery Sport, con una carrocería construida en acero y aluminio, contará con una suspensión de largo recorrido y un eje trasero multibrazo totalmente nuevo para compaginar el aplomo y la agilidad en carretera con una alta capacidad off road fuera de asfalto. Esto último se conseguirá gracias a los ángulos de ataque, salida y ventral de 25, 31 y 21 grados respectivamente, la tecnología Terrain Response y una capacidad de vadeo de hasta 600 mm, números superiores a sus rivales naturales. Además, opcionalmente, y no compatible con todas las versiones, Land Rover pone a disposición de sus clientes un sistema de tracción denominado Active Driveline, que puede desacoplar las ruedas posteriores por encima de 35 km/h para reducir los consumos o conectar las cuatro para ganar en tracción desde parado.

apoyo_05fd0e5afc44738da07607263.jpg