Land Rover Discovery 3: Desde 43.900 euros

Diego Zotes25 may 2004
Ya no está de moda la denominación Todo Terreno, y en su lugar se impone SUV. El nuevo Discovery se hace llamar así haciendo referencia a una mecánica preparada para ofrecer un comportamiento en carretera irreprochable, pero con el compromiso de ser el más eficaz fuera del asfalto.
Inicio
DESDE 43.900

a fondo :: Land Rover Discovery 3 1

Ya no está de moda la denominación Todo Terreno, y en su lugar se impone SUV. El nuevo Discovery se hace llamar así haciendo referencia a una mecánica preparada para ofrecer un comportamiento en carretera irreprochable, pero con el compromiso de ser el más eficaz fuera del asfalto.

a fondo :: Land Rover Discovery 3 2

  Parece que nadie se queda al margen de la invasión electrónica en el mundo del automóvil, e incluso los todo terrenos más tradicionales, puros y duros se rinden ante las opciones que ofrece el poder controlar con un cerebro electrónico diversas funciones dinámicas.
El Discovery ha sido uno de los TT más valorados en en las dos últimas décadas por sus posibilidades campo a través, pero sin embargo era más rudo que la competencia reciente en carretera, y las ventas encontraban ahí un serio freno. Esto a buen seguro va a cambiar próximamente con la llegada del Discovery 3, un coche completamente nuevo que sin embargo mantiene un claro aire de familia con su antecesor.
"Terrain Response"
Una de las novedades que el Discovery aporta al poblado segmento SUV es el sistema "Terrain Response". Mediante una rueda giratoria situada en la consola central el conductor puede modificar la puesta a punto de diversos aspectos del vehículo para adaptarlo al terreno.
Dispone de cinco programas:
Normal (carretera) Terreno deslizante (hierba, gravilla, nieve) Barro y surcos Arena Rocas El sistema interviene sobre la altura libre, la respuesta del motor (puede modificar la curva de par según las necesidades de tracción), control de descenso, control de tracción y trasmisión.
Pero no solo se trata de una evolución basada en la electrónica. También hay un nuevo bastidor que combina la tradicional rigidez de las vigas longitudinales con la comodidad del chasis autoportante. Este sistema es novedad en Land Rover aunque ya el Mitsubishi Montero lo introdujo en su modelo actual. Además dispone de suspensión independiente en ambos ejes y sin duda en conjunto el resultado en carretera debe ser mucho más agradable que en el modelo actual.
Las suspensiones serán neumáticas y por tanto se podrá variar la altura, algo que está dentro de las posibilidades del "Terrain Response" pero que también servirá para facilitar el acceso seleccionando la posición más baja o mejorar la capacidad para franquear obstáculos optando por una elevada distancia libre al suelo.

Carlos Lera, Autocity
25 de Mayo de 2004
Detalles
DETALLES

a fondo :: Land Rover Discovery 3 3

Más potencia
La gama de mecánicas disponibles en el momento de su lanzamiento está limitada a dos motores, uno para cada tipo de combustible. El propulsor de gasolina deriva del V8 de Jaguar, pero la cilindrada aumenta de los 4.2 litros que actualmente poseen las unidades empleadas por las berlinas hasta 4.4 litros (Jaguar subirá este mismo año la cilindrada de este motor hasta el mismo cubicaje). El resultado es un mayor par motor, 425 Nm a 4.000 revoluciones por minuto, con una potencia que se mantiene en 300 caballos a un régimen algo más bajo, 5.500 rpm por 6.000 del Jaguar.En Europa sin duda veremos más Discovery TDV6, movidos por la mecánica diesel 2.7 V6. Este motor es fruto de la colaboración entre Ford y PSA, y comparte los elementos fundamentales con el recién presentado Jaguar S Type D y los futuros Peugeot 407 y 607 2.7 HDI. La puesta a punto es no obstante diferente en cada fabricante y en el caso del Land Rover se recurre a un único turbo para lograr una potencia máxima de 190 cv a 4.000 rpm (207 en el Jaguar, que respira mediante un turbo por cada bancada) y un par máximo de 440 Nm a 1.900 rpm.
Estarán disponibles dos cajas de seis velocidades, una manual de serie en el TDV6 y otra automática estándar en el 4.4 V8 y opcional en el diesel.
Interior
El interior del Discovery está realizado con materiales que gozan de buen tacto y terminación y la sensación de espacio es francamente agradable. Gracias a que no se ha renunciado a la tradicional giba de los modelos anteriores (criticada por dejar al Discovery en la calle por exceso de altura al intentar acceder a algunos aparcamientos, algo que en este esperemos que no pase) los pasajeros se sitúan en una posición elevada respecto a la carretera.
Si la primera fila ya está alta, la segunda se encuentra incluso unos centímetros por encima, gozando sus ocupantes de muy buena visibilidad frontal. Pero aun queda otra fila más, una tercera que se esconde bajo el piso del maletero y que se puede levantar muy fácilmente para aumentar la capacidad del Discovery hasta siete plazas, siendo las plegables perfectamente válidas para dos adultos. El acceso a esta tercera fila me pareció no obstante mejorable, pues se retira un asiento lateral de la segunda y se accede con cierta incomodidad. En cualquier caso destaca el fácil funcionamiento del sistema y no cabe duda de que el hecho de tenerla ya es un gran avance.
Desde 43.900 euros
Sin haberse hecho públicos los equipamientos de cada versión, ya sabemos que la gama inicial se divide en tres acabados: S, SE y HSE. El básico S solo estará disponible con el motor diesel. Los precios suben mucho respecto al modelo actual, haciendo que el Discovery pase definitivamente de ser un todo terreno práctico a un SUV de lujo:
TDV6 S 43.900 €
TDV6 SE 47.400 €
TDV6 HSE 52.900 €
V8 SE 57.400 €