Land Rover Defender: Planes de futuro

defenderportada_bad6788b5339e0787d2e595ad.jpg
Raúl Toledano14 oct 2013
Land Rover finalizará la producción del actual Defender a finales de 2015. A mediados de 2016 llegará una nueva era para el 4x4 británico, con 65 años de historia. Según fuentes de la marca, será un modelo completamente nuevo. Un todoterreno lujoso y con más posibilidades de uso sin perder su enfoque campero.
Land Rover reemplazará al actual Defender para seguir ampliando la diversidad de una gama que en los últimos años ha crecido en número de carrocerías para satisfacer los gustos de un público de compradores cada vez más heterogeneo. La antigua Land Rover que en los 70 fundó la división Range Rover, más enfocada al disfrute y al lujo, apuesta en pleno siglo XXI por estilizar su gama de todoterreno puros. Y no hay un 4x4 más específico para una utilización fuera de asfalto que el Defender, que a finales de 2015 cesará su producción.
El futuro 4x4 de Land Rover, se llame o no Defender, desempeñará un papel clave en la expansión de la marca, ahora bajo la tutela del Grupo TATA. En el último Salón de Frankfurt, Land Rover presentó el nuevo Discovery 2014 que a finales de año llegará con algunas características camperas suavizadas respecto a su antecesor: por primera vez habrá una versión sin reductora, estrena un sistema de parada y arranque del motor y sustituye el diferencial central bloqueable por uno tipo Torsen.
Según el ex director de Land Rover, John Edwards, que ahora es jefe de desarrollo e ingeniería de la marca, “el reemplazo de un icono como el Defender será fundamental para la expansión que está viviendo la marca". En declaraciones al portal británico autoexpress, Edwards reconoce que después de la renovación completa de la gama de lujo –Range Rover, Range Rover Sport y Range Rover Evoque- es el turno del Defender. “El doble propósito del futuro 4x4 de Land Rover es seguir cubriendo las necesidades profesionales de su cliente potencial, sin renunciar a un enfoque más lúdico y polivalente", dice.
¿Modernizar el Defender? Edwards habla de generar una “gama diversificada” en la que se cubran los máximos estilos de vida posibles, respetando la genética de 4x4 puro del Defender. En este terreno tendrán mucho que decir prototipos como los DC100 y DC100 Sport que avanzaban hace un par de años las líneas del futuro diseño del Defender, huyendo de su imagen tradicional y adoptando el lenguaje de diseño modernista de sus primos ‘Range’.Los prototipos DC100 y DC100 Sport avanzan las futuras intenciones del fabricante para el Defender
“El actual Defender es probablemente una propuesta extremadamente off-road que necesita una actualización más civilizada en el futuro. No estamos abandonando su capacidad como todoterreno, sino que estamos trabajando en una amplitud de uso, adaptándose a las exigentes normativas gubernamentales en relación a la contaminación". En otras palabras, el Defender más polivalente de la historia.
El actual Defender es una propuesta extremadamente off-road que necesita una actualización más civilizada
También fue preguntado sobre la posibilidad de que lleguen a la gama Land Rover y Range Rover sendos hermanos pequeños para el Freelander y el Evoque. Fue tajante, negando esa posibilidad. “En los próximos siete años, no tenemos planes en este sentido. Creo que la oferta actual de la marca es lo suficientemente amplia como para seguir creciendo sin necesidad de apostar por coches de este tamaño y posicionamiento”, zanjó un Edwards que se mostró optimista en relación al auge de la marca en los próximos años: “Estaremos muy ocupados, porque cada año Land Rover lanzará un modelo nuevo o un restyling de uno vigente para alcanzar los objetivos de nuestros ambiciosos planes de expansión”.Los Freelander y Evoque no tendrán 'hermanos pequeños'