Lancia Ypsilon: El pequeño mas chic

Diego Zotes04 mar 2004
Elegante, sencillo, funcional, el nuevo Ypsilon pretende ser el el más «chic» y atractivo de los turismos pequeños, con el encanto de sus antecesores, que ha llegado a seducir a casi dos millones de usuarios europeos, y una tecnología de vanguardia en materia dinámica y de seguridad.
Inicio
EL PEQUEÑO MAS "CHIC"

a fondo :: Lancia Ypsilon 1

En pleno relanzamiento de la marca, Lancia adopta las nuevas pautas de lujo y estilo de sus últimos modelos grandes -Thesis, Phedra- a la escala menor de su más popular utilitario: el Ypsilon. Manteniendo nombre y vocación, el nuevo Ypsilon destaca por su diseño y elegancia, con unas formas más suaves y voluptuosas que esconden una funcionalidad a tono con la que se espera de un polivalente urbano.
Con el nuevo Ypsilon, Lancia mantiene la tradición de ofrecer un polivalente urbano de menos de 4 m de largo dotado del refinamiento y lujo que el usuario espera en modelos superiores. Es decir, un automóvil que actualmente no existe en la oferta presente en el mercado europeo: la tercera generación Ypsilon, que estrena una nueva carrocería bastante más alta (1,53 m), gana 1 cm de batalla (de 2,38 m a 2,39), mientras que la longitud total aumenta en 4 cm (de 3,72 a 3,78 m).

a fondo :: Lancia Ypsilon 2

  Con una clara voluntad de conquistar el mercado de los utilitarios urbanos de lujo y definido por la marca como un "concentrado de buque insignia" a escala, este nuevo Ypsilon mejora claramente su habitabilidad y también su maletero, dotado ahora de la ventaja de contar con una banqueta trasera deslizante que permite modificar su volumen útil de 215 a 290 litros, o sea ya en niveles similares a los de los polivalentes de su más directa competencia.
Lancia ha buscado ante todo satisfacer con el nuevo Ypsilon a una clientela sofisticada que quiere distinguirse a través de un producto único que combine estilo y tecnología, dentro de un refinamiento estético que represente lo mejor del carácter latino en el automóvil. Con carrocería tres puertas y un estilo moderadamente "retro", sus líneas son muy agradables, en especial el frontal, que recupera el clásico escudo Lancia y adopta unos faros almendrados de limpio diseño, que refuerzan su imagen simpática y original, parcialmente inspirada en la del legendario Ardea. Detrás el portón suavemente abombado y los grupos ópticos alargados en diagonal sobre las aletas, pero sin ascender al techo, rompen con la monotonía de las habituales configuraciones de su categoría, con un diseño propio y original que seduce a primera vista, inspirado en su pasado y que anticipa a la vez el futuro.
Equipamiento
EQUIPAMIENTO

a fondo :: Lancia Ypsilon 3

br> El carácter lujoso y exclusivo del nuevo Lancia Ypsilon se refleja en su equipamiento opcional, que puede contar con un nuevo techo practicable en vidrio de grandes dimensiones (Skydome), climatizador dual automático de aire acondicionado, cambio robotizado sin embrague (Dual Mode) y uso secuencial, así como un sofisticado equipo de sonido Bose. Igualmente puede llevar ESP y airbags laterales, siendo de serie los delanteros y curiosamente, los de cortina (cabeza). Su estilo innovador se refleja hasta en el nuevo grafismo de su denominación, con una evolución de signo a firma, pasando de la única letra griega anterior (Y) a una auténtica "firma" extendida en cursiva también al nombre de la marca. Un toque distintivo original y propio.
El Lancia Ypsilon mejora también en su calidad industrial y de acabado, uniendo a la elegancia exterior la innovación interna y el cuidado artesanal que siempre ha caracterizado a Lancia, plasmada en el empleo de materiales como el cuero al Alcántara, pasando por tejidos especiales de terciopelo Glamour inspirados en el mundo de la náutica. Y todo ello bajo una combinación de colores, tejidos y materiales que dan paso a una exclusividad total, reflejada en 555 "modos de ser Ypsilon", según se combinen sus 11 colores de carrocería con 6 tipos de tapicería distintos y 5 tipos de llantas de aleación, de tal modo que el cliente logra el desafío final que supone la transformación de un producto industrial en un producto único.
El nuevo Ypsilon nace con vocación de utilitario de lujo; de ahí sus 4 plazas originalmente homologadas, que pueden convertirse en 5 bajo opción. En este caso, el asiento es abatible en el conjunto de la banqueta (no por mitades como en el caso del 4 plazas) y cuenta con tres reposacabezas regulables en altura, con el asiento central dotado también de un cinturón de seguridad de triple anclaje. La posición de conducción se ha cuidado especialmente, con la posibilidad de reglaje de altura en toda la gama y del apoyo lumbar en los niveles superiores. La ergonomía ha sido muy estudiada, como lo demuestra el cambio situado en el centro del salpicadero, más alto de lo normal, y el volante regulable en altura y profundidad, con la instrumentación central pero de muy fácil lectura gracias al buen tamaño de sus esferas, y a que la mayor distancia a los ojos facilita la rapidez de lectura. Con caracteres muy visibles sobre fondo blanco, su consulta es tan fácil de día como de noche, gracias a la retroiluminación en verde, tonalidad que facilita el enfoque al pasar de la oscuridad de la carretera a la luminosidad del salpicadero.
Otra novedad es su pantalla multifunción en la consola central, con la doble función de informar tanto sobre los principales parámetros de viaje a través del ordenador de a bordo, como sobre posibles anomalías, indicando las intervenciones necesarias. Además, mediante la misma se puede personalizar distintas configuraciones del coche, desde el bloqueo diferenciado de puertas y maletero al bloqueo automático de puertas cuando se superan los 20 km/h. Sobre el puesto de conducción se sitúa el plafón de luces con tres spots. Uno central sobre consola y túnel, y dos a izquierda y derecha, para conductor y acompañante respectivamente, de modo que cada uno disponga de la iluminación precisa sin molestar a los demás, con un ángulo del haz pensado para que sirva tanto para leer o consultar un mapa como para maquillarse.
Los asientos son otro punto fuerte del nuevo Lancia Ypsilon, con auténticas butacas delanteras acogedoras y envolventes, mientras que los respaldos de los asientos traseros gozan de la novedad de ser también reclinables, como los delanteros. Y sobre todo, con una banqueta posterior deslizante (en los niveles superiores Argento y Platino) que permite jugar gracias a su modularidad con el volumen final del maletero, ampliándolo hasta casi 300 litros cuando las plazas traseras no se ocupan o lo hacen por niños o adultos de escasa talla. Otro detalle de su bien estudiada funcionalidad respetando su armonía interior estriba en el vano multiusos existente bajo la instrumentación, el cual se extiende a lo largo de todo el salpicadero, dotado de un fondo antideslizante encima para alojar unas gafas, por ejemplo.
En el túnel central se encuentran además dos cómodos portabotes para conductor y acompañante, más otro individual para los ocupantes posteriores. Finalmente el nuevo Ypsilon cuenta con una toma de corriente a 12 V (útil por ejemplo para recargar el teléfono móvil) y un "kit" de fumador -bajo pedido por primera vez- consistente en cenicero y encendedor (sobre la toma de corriente), que es opcional acorde con los nuevos tiempos antitabaco, tanto para defender la salud de los usuarios como para proteger los tejidos de la tapicería contra el mal olor y posibles quemaduras (de todos modos el cenicero cerrado ha sido pensado para no difundir el olor de las colillas).
Con una serie de opciones que delatan su vocación de "buque insignia a escala" (cruise control, sensores de aparcamiento, sensores de iluminación automática, climatizador dual, ESP, sistema audio Bose de alta calidad, etc) culminadas con la posibilidad de su techo panorámico en vidrio Skydome, el nuevo Lancia Ypsilon llega al mercado dispuesto a dar la batalla en el selecto club de los polivalentes de lujo, siempre bajo la tradición de refinamiento, elegancia y exclusividad que forman parte del sello de la marca Lancia.
MECANICA

a fondo :: Lancia Ypsilon 4

br> En cuanto a motores, el nuevo Lancia Ypsilon ofrece junto a los ya conocidos 1.2 8V de 60 CV y 1.2 16V de 80 CV, dos nuevas variantes; un nuevo 1.4 16V de 95 CV, con el que se permite prestaciones de minideportivo, y el ya famoso aunque recientemente lanzado nuevo turbodiesel 1.3 16V JTD Multijet, que con sus 70 CV supone la primera versión diesel en esta gama, combinando una suavidad y un silencio hasta ahora desconocidos en un diesel ligero, junto a una sorprendente economía de consumo, con un consumo combinado inferior a los 5 litros de gasóleo cada 100 km.

a fondo :: Lancia Ypsilon 5

Así, el escalón de acceso a la nueva gama lo representa el 1.2 8 válvulas de 60 CV, disponible en el nivel de acabado básico Ypsilon y en el intermedio Argento. Sus 60 CV los da a sólo 5.000 rpm, con un par máximo de 10,4 mkg a sólo 2.500 rpm, en busca de la máxima suavidad y economía de uso. Con una velocidad máxima de 153 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 16,8 segundos, supone la aproximación más utilitaria a la gama Ypsilon, con un consumo medio combinado de 6 litros/100 km.
A continuación viene el 1.2 16V, disponible en los niveles Argento y el superior Platino, con el mismo motor -el Superfire de origen Fiat y 1.242 cc- pero con culata de 16 válvulas y una superior compresión que eleva su potencia a 80 CV (pero siempre al mismo régimen, 5.000 rpm) mientras que el par sube a 11,6 mkg a 4.000 rpm. Con este motor el nuevo Lancia Ypsilon alcanza los 165 km/h de velocidad máxima, acelerando de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos, mientras que sus consumos permanecen invariables.
El nuevo 1.4 16V de 95 CV aporta el toque deportivo a la nueva gama; con la cilindrada ampliada a 1.368 cc, da su potencia a 5.800 rpm e incrementa el par hasta los 13 mkg a 4.500 rpm, lo que le permite una velocidad punta de 175 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 10,9 segundos, convirtiendo en el Ypsilon más veloz y ágil de todos. A tono con su superior potencia su suspensión es más firme y su tren rodante pasa a montar llantas de 15 pulgadas de diámetro, con neumáticos 195/55 R 15 en el nivel Platino (se ofrece en éste y en el Argento). Su consumo sube a 6,5 litros/100 km, con un máximo de 8,4 en ciudad y un mínimo de 5,6 en carretera.
Pero la estrella para un uso mixto preponderamente urbano es sin duda el nuevo 1.3 16V Multijet, el nuevo turbodiesel ligero del grupo Fiat que marca un nuevo hito por su elevado rendimiento para su reducida cilindrada. Este pequeño motor de 1.251 cc rinde 70 CV a 4.000 rpm con un par máximo de 18,4 mkg a 1.750 rpm, con una culata biárbol en cabeza de 16 válvulas y una alimentación por inyección directa "common rail" de segunda generación, apoyada por un turbocompresor de baja inercia y un radiador del aire de admisión ("intercooler"). Con él, el nuevo Lancia Ypsilon arroja un rendimiento dinámico similar al del 1.2 16V de gasolina, con una velocidad máxima de 165 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 15,1 segundos, mientras que su consumo oficial combinado se mantiene en sólo 4,6 litros/100 km, con un máximo urbano de 5,7 y un mínimo interurbano de 3,9.
Campeón de la suavidad motriz y la economía de consumo, este Ypsilon 1.3 16V Multijet JTD está disponible en los tres niveles de acabado (básico, Argento y Platino) y dispone además de la posibilidad de montar la caja de cambio automática D.FN (Dual FuNction, traducida también simbólicamente en italiano como "Dolce Far Niente"), transmisión que es en esencia una caja manual robotizada dotada de una asistencia electrohidráulica que automatiza los mandos del embargue y la palanca de cambio, manteniendo todas las cualidades del cambio manual (bajo peso, resistencia y fiabilidad, así como un bajo consumo energético). Esta transmisión permite el uso plenamente automático así como el semiautomático, en modo secuencial, por el que el conductor elige empujando hacia adelante o hacia atrás la palanca para subir o bajar de marcha, pudiendo adoptar dos tipos de gestiones, Normal o Economy, dentro del programa automático.

Finalmente, el nuevo Lancia Ypsilon cuenta con la garantía de unas suspensiones muy bien calculadas para sus posibilidades dinámicas, a través de un eje delantero Mac Pherson y un semitorsional posterior, logrando el mejor compromiso entre confort y agarre que puede lograrse en un vehículo de sus características, a la vez que cuenta con un clásico esquema de frenos, a base de discos delanteros y tambores traseros, siendo los delanteros ventilados a partir del motor 1.2 16V, y contando de serie toda la gama con un ABS de última generación. Con una dirección de asistencia eléctrica con dos niveles de intensidad ("dual drive") para facilitar su uso urbano, el Lancia Ypsilon se sitúa así a la cabeza de la tecnología automovilística de su categoría, descontando su atractiva e innovadora imagen de polivalente exclusivo y original.