Lancia Ypsilon 1.3: Multijet Momo Desing

Enrique Marco12 jun 2006
Lancia se caracteriza por ofrecer automóviles con un diseño muy cuidado y detalles diferenciadores. En esta línea encontramos el utilitario Ypsilon, uno de los más coquetos de su categoría, del que ya realizamos una prueba a fondo.
Utilitario de capricho
Lancia siempre se ha caracterizado por ofrecer automóviles con un diseño muy cuidado y detalles diferenciadores. En esta línea encontramos el utilitario Ypsilon, uno de los más coquetos de su categoría, del que ya realizamos en Autocity una prueba a fondo. Pero con el fin de rizar el rizo la marca italiana inició hace unos meses la comercialización del Ypsilon Momo Desing, un producto muy “fashion” desarrollado entre las firmas Lancia y Momo Desing, las cuales representan como pocas los valores de la moda.

a fondo Lancia Ypsilon 1.3 1

Probamos el Lancia Ypsilon Momo Desing 1.3 Multijet, que desarrolla 70 cv y cuesta 15.200 euros. No es un coche barato, y menos aún si lo equipamos con alguno de los numerosos y recomendables extras, pudiendo llegar fácilmente a superar los 18.000 euros. No obstante, a su favor diremos que resulta un utilitario de lo más atractivo y distinguido, con elementos de calidad, y con un funcionamiento y agrado de marcha sobresaliente.
El Ypsilon es hoy día de los utilitarios con tamaño más reducido, pues mientras la mayoría rondan ya los cuatro metros de largo, el coqueto italiano mide 3,78 metros. Tampoco es muy ancho (1,70 metros) pero sí bastante alto (1,53 metros). En la práctica cuatro personas caben bastante bien en él, incluso para viajes largos, siempre y cuando tengan cuidado de no llevar mucho equipaje, pues los 290 litros de capacidad dan bien para dos maletas o bien para cuatro mochilas de tamaño contenido.
El Ypsilon Momo Desing que probamos traía el conocido y premiado motor diesel de Fiat y GM con 1,3 litros y 70 cv, propulsor que tantos modelos de ambos grupos montan incluso con potencias sensiblemente más elevadas (hasta 90 cv en el Opel Astra). Los Momo Desing también están disponibles en gasolina; pero la opción que no teníamos disponible en el 1.3 Multijet Momo Desing era la del cambio automático. No obstante, casi preferimos el manual convencional de cinco velocidades, ya que como decíamos en la prueba del Ypsilon 1.3 Multijet DFN el cambio automático no resulto ser de los más agradables.
Esta moderna y caprichosa versión destaca principalmente por su combinación de colores, y salvo la opción que mezcla el negro brillante con el negro mate, las otras tres posibilidades resultan muy llamativas, pues se trata de un techo negro con la carrocería en naranja, blanco perla o rojo. Para completar, los asientos van tapizados en las mismas tonalidades, lo que le aporta un aire muy joven. Del mismo modo, algunos detalles del cuadro de instrumentos también son específicos de esta versión, así como la bien visible inscripción “MomoDesing” en los marcos de las puertas.
Lamentablemente, opciones como la del alegre techo solar doble “Gran Luce”, la radio-cd con mandos en el volante, el control de estabilidad, las llantas de 16 pulgadas, los sensores de parking, luces y lluvia, etc son extras que hay que pagar a parte y que enseguida nos ponen el coche en unos tres millones de pesetas. Eso sí, el climatizador, volante de cuero, airbags frontales, etc sí son de serie. En definitiva, un urbano muy apetecible, que cumple notablemente en viajes y con el cual nos distinguimos claramente de la falta de personalidad de muchos de los modelos actuales.