Lancia Thesis

0

Inicio

LUJO Y ESTILO

EL nuevo buque insignia del grupo Fiat Auto no se empezará a vender hasta la primavera, con tres motores gasolina con potencias de 170 a 215 CV y un turbodiesel de 150 CV.
De estética innovadora por no decir insólita, y respetando mucho de lo que en su día mostró el prototipo Dialogos, el Thesis es una gran berlina (4,89 m). No pasa desapercibida, con su impresionante frontal, un capó de generosas dimensiones, una calandra de muy buenas proporciones y las aletas separadas albergando unos faros romboidales. La zaga tampoco pasa desapercibida ya que los pilotos con leds, muy pequeños pero de gran eficacia, son poco habituales.

CARROCERIA

El Thesis que estrena plataforma tiene una gran apariencia y sus dimensiones imponen. Además de largo, es ancho (1,83 m), con una altura de 1,46 m y una batalla de 2,80 m. Quizá lo menos brillante sea el maletero, de 480 litros, con formas regulares, muy profundo, pero poco generoso en altura.
En el habitáculo, amplio, confortable, y de un lujo fastuoso, no se han escatimado detalles. Volante y asiento se desplazan automáticamente para facilitar la salida y acceso en cuanto quitamos la llave de contacto. Los asientos son amplios y muy cómodos, con toda clase de reglajes que tanto delante como atrás incluyen diversas funciones como calefacción y ventilación, disponen de soportes lumbares y laterales y también de masaje.

Atrás es prácticamente como un salón con mucho espacio para las piernas y buena altura libre al techo; abriendo el apoyabrazos central trasero, se accede al mando a distancia desde el que controlar el sistema de sonido con diez altavoces, el sistema de navegación o la pantalla de TV. Ni que decir tiene que estas plazas disponen de su propio sistema de climatización. Los cristales laterales estratificados llevan una película plástica antirrayos ultravioleta y ofrecen gran resistencia al robo.
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

El salpicadero es de un diseño muy elegante, con un cuadro de instrumentos que ofrece una amplia información y una consola central donde van todos los mandos del sistema de ventilación-calefacción, así como del navegador con su correspondiente pantalla. Un detalle curioso es que el freno de mano está detrás de la palanca del cambio, en el apoyacodos central, pero al que no hay que recurrir para estacionar el coche porque su funcionamiento es automático; se inserta cada vez que el coche se detiene y nada más tocar el acelerador, se libera automáticamente. Si el conductor lo prefiere, puede desconectar esta función y utilizar el freno de mano de forma convencional.
El Thesis llegará con dos niveles de acabado, Emblema y Comfort. De serie el más básico lleva un equipamiento muy completo tanto en seguridad como en elementos de confort. A destacar, de todos modos, dos elementos opcionales particularmente innovadores. De un lado la posibilidad de montar el control de crucero con radar que se adapta a la marcha del vehículo que circula delante sin desconectarse y por el otro el techo solar con células fotovoltaicas que permite aparcar el coche al sol y que el aire se renueve a través del ventilador del climatizador consiguiendo reducir la temperatura interna.

Lancia quiere ofrecer un coche exclusivo. Por ello sus planes de producción se limitan a 25.000 unidades anuales, de las cuales un millar se destinarán al mercado español.
CONDUCCION

El Thesis vendrá con 4 conocidos motores, 3 de gasolina y un turbodiesel. En gasolina están el 2.4 litros 20 válvulas (170 CV) al que siguen el 2.0 litros, también con 20 válvulas pero dotado de un turbocompresor de bajo soplado, que eleva la potencia a 185 CV, y para terminar el V6 3.0 litros 24 válvulas (215 CV). Por lo que respecta al turbodiesel, es el conocido 2.4 JTD pero en este caso los 136 CV se han convertido en 150 gracias a la intervención en la gestión electrónica y al turbo de geometría variable.
Todos van con cajas de cambio de 6 marchas, aunque el V6 puede llevar también una automática y autoadaptativa de uso secuencial de 5. Por lo que respecta a las suspensiones, monta paralelogramos deformables con cinco brazos de aluminio delante y cuatro atrás, con amortiguación controlada automáticamente. Los frenos son discos ventilados a las cuatro ruedas con ABS.

Con el Thesis da la sensación de que conducimos un coche más pequeño, con una excelente estabilidad y prácticamente sin balanceos, cosa que a priori parece imposible considerando tamaño y peso. Y también permite una conducción deportiva, porque tanto su buen andar como el comportamiento del bastidor, frenos y dirección con asistencia variable, lo admiten sin problemas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.