Lancia Phedra 2.2 JTD: Lujo familiar

Diego Zotes01 ago 2003
Con su refinado motor diesel 2.2 JTD de 128 cv, el Lancia Phedra se convierte en un compañero de viaje ideal para toda la familia. Tiene potencia más que suficiente, no gasta mucho, el tacto de conducción es bueno, y el estilo inconfundible de su interior le aporta un claro aire de distinción.
Inicio
LUJO FAMILIAR

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 1

Poco o nada queda de las furgonetas de hace unas décadas. Desde que Renault introdujo en nuestro mercado el Espace, en los años 80, el concepto monovolumen ha ido ganando poco a poco en estilo, lujo, capacidad, versatilidad y, en una resumidas cuentas, en calidad de vida. La oferta actual es amplia, y varios son los que reunen unos requisitos necesarios para denominarlos monovolúmenes de lujo, pero entre ellos, uno de los más especiales es el Lancia Phedra.

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 2

Con su refinado motor diesel 2.2 JTD de 128 cv, el Lancia Phedra se convierte en un compañero de viaje ideal para toda la familia. Tiene potencia más que suficiente, no gasta mucho, el tacto de conducción es bueno, y el estilo inconfundible de su interior le aporta un claro aire de distinción. Si elegimos el equipamiento más elevado, el Emblema (35.700 euros), el monovolulmen italiano se convierte en un hotel de cinco estrellas rodante y, sin lugar a dudas, una de las mejores opciones dentro de su segmento.
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 3

Su carrocería posee un frontal que se asemeja en cierto modo al de la berlina Thesis, con su gran parrilla delantera cromada y generosos grupos ópticos. El resto mantiene la armonía a base de más cromados y originales trazos. Por lo que se refiere al interior, el Phedra cuenta con seis comodísimas plazas, cuyos asientos pueden adoptar múltiples configuraciones. La habitabilidad es uno de sus puntos fuertes, pues respecto al anterior modelo, el Lancia Z, se han ganado centímetros en todas las mediciones. El Phedra es 28 cm más largo, 3 cm más ancho y 4 cm más alto. Asimismo, la distancia entre un asiento y otro también se ha incrementado, consiguiendo un mayor espacio para las piernas, los hombros y la cabeza. Lo único que no se ha podido mejorar respecto a su predecesor ha sido el volumen del maletero, que si se utilizan las seis plazas se queda en 324 litros.

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 4

El equipamiento del Phedra es de altísimo nivel, como corresponde a un vehículo que pretende llegar al segmento de lujo. Los detalles característicos de Lancia, como la tapicería Alcántara, hacen de este monovolumen uno de los más exclusivos del mercado, además de apropiado para viajar con toda la familia, de la forma más confortable y rodeados de un aire clásico y elegante. Por citar algunos de los elementos que puede llevar de serie el Phedra, diremos que incorpora climatizador multizona para las tres filas de asientos, seis airbags, ABS, control de estabilidad, control de velocidad de crucero, faros de xenón, sensor de lluvia, encendido automático de luces y sistema para detectar perdida de presión en los neumáticos. Como equipamiento extra se puede añadir el accionamiento eléctrico de las puertas laterales, el navegador vía satélite o el teléfono con sistema de manos libres, entre otras cosas.
CONDUCCIÓN

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 5

Es muy fácil encontrar la postura adecuada al volante del Lancia Phedra. Asientos y cuadro de manos se complementan muy bien, y la gran superficie acristalada del parabrisas hace que el Phedra se conduzca de forma segura y relajada. Las butacas de la segunda fila son comodísimas, y viajar en ellas resultará tan placentero o más que hacerlo en las delanteras. La cantidad de elementos que se agrupan alrededor del conductor es grandiosa, desde todas las funciones del ordenador de viaje, hasta los botones de las puertas eléctricas (que también pueden ser accionadas desde el mando a distancia).
Por lo que se refiere al comportamiento dinámico del vehículo, sólo podemos describir alabanzas. Cierto es que hay otras marcas que ofrene motores diesel de mayor potencia, pero con el 2.2 JTD de 128 cv es suficiente para un uso normal, y además la forma en la que entrega la potencia y la suavidad de todos sus mandos es sobresaliente. Por lo que se refiere a prestaciones, 182 km/h de velocidad máxima y 12,6 segundos en el 0 a 100 km/h para un vehículo de su tamaño y peso son cifras muy respetables. Además el consumo es contenido: 7,4 l/100 km.

a fondo :: Lancia Phedra 2.2 JTD 6