Lancia Delta HPE: Planes razonables

Enrique Marco11 sep 2006
Lancia presenta en París un automóvil deportivo y versátil denominado Delta HPE, que si bien de momento se encuentra en fase de prototipo, más adelante podría ser un posible modelo que relanzara la marca italiana.
Planes razonables
Lancia presenta en París un automóvil deportivo y versátil denominado Delta HPE, que si bien de momento se encuentra en fase de prototipo, más adelante podría ser un posible modelo que relanzara la marca italiana, que en la actualidad se haya en unas cifras de ventas muy bajas en la mayoría de los mercados. Aunque lo llaman Delta, no se parece mucho al compacto de los años 80 y 90, y sí a aquel modelo de los 70 denominado Beta HPE, el cual combinaba una línea deportiva con un buen espacio para las plazas traseras y maletero.

a fondo Lancia Delta HPE 1

El concept car de hoy, denominado Delta HPE, mide 4,5 metros de longitud, 1,8 metros de anchura y 1,5 metros de altura; por lo que unido a una distancia entre ejes de 2.700 mm le aporta una gran habitabilidad. Si a esto le añadimos que en la banqueta trasera adopta soluciones de tipo familiar –como unos asientos deslizables y reclinables- vemos como el Delta HPE puede ser muy cómodo para cuatro pasajeros. Además, para el maletero se facilita una cifra de capacidad bastante elevada: 400 litros.
Estéticamente este nuevo coche de diseño destaca sobre todo por su gran techo panorámico unido al cristal trasero de considerables dimensiones, además de por un frontal que interpreta en clave moderna el estilo clásico de los Lancia de los años 50. De su interior, aunque no se hayan facilitado fotografías, se asegura que reúne el cuidado diseño italiano y la exclusiva selección de materiales que se esperan en una marca como Lancia.
Y por lo que se refiere a mecánica, este prototipo se ha diseñado pensando en que pueda adoptar una amplia gama de motores gasolina y diesel, todos ellos sobrealimentados y con potencias desde los 120 cv hasta los más de 200 cv. Además el chasis ha sido concebido para adaptarle unas suspensiones SDC (con control electrónico de la amortiguación) para aumentar tanto la conducción deportiva y como el confort.