Lamborghini y Jaguar: Descapotables en Frankfurt

Diego Zotes16 sep 2005
Un cabrio italiano y otro británico son dos de los grandes protagonistas de Frankfurt. El primero es un roadster de dos plazas y carácter muy deportivo, mientras que el segundo tiene cuatro plazas y un tacto algo más burgués.
Inicio
El Salón del Automóvil de Frankfurt que se celebra durante estos días está dando mucho de sí, con la presentación de nuevos modelos populares y cómo no con espectaculares prototipos habituales en este tipo de muestras. También las nuevas tecnologías de propulsión híbrida y la llegada de los coches chinos están sorprendiendo en la cita alemana; pero las estrellas que nunca fallan y despiertan la mayor admiración suelen ser las novedades de espectaculares deportivos que sí van a pasar a la producción, y que con un poco de suerte en la lotería, o para quien ya sea millonario, quizá se puedan disfrutar. Si además son descapotables como en este caso, mucho mejor.

a fondo Lamborghini  y Jaguar 1

  Un cabrio italiano y otro británico son dos de los grandes protagonistas de Frankfurt: el Lamborghini Gallardo Spyder y el Jaguar XK Convertible. El primero es un roadster de dos plazas y carácter muy deportivo, mientras que el segundo tiene cuatro plazas y un tacto algo más burgués. Pero vayamos a analizarlos uno a uno.
El Gallardo supuso un punto de inflexión en la nueva era de la prestigiosa marca italiana, pues fue el primero construido con clara influencia de Audi. Ya el “hermano mayor” Murciélago tuvo una segunda versión roadster, y ahora le toca el turno al Gallardo, cuya variante Spyder llegará en la primavera de 2006 por un precio en torno a un 12% superior al del modelo cerrado; es decir, que costará unos 175.000 euros, un poquito menos que la "versión especial" cerrada Gallardo SE. Lleva capota de lona, aunque tanto la capota como la luneta trasera de manejan de forma eléctrica, cómoda y rápida desde el habitáculo; además de refuerzos en la carrocería y sistema antivuelco que se desplega automáticamente en caso de accidente.
En esta ocasión el Gallardo Spyder no sólo es la versión abierta del modelo ya existente, sino una evolución del mismo, ya que a la vez que se presentan modificaciones en motor, cambio, dirección y suspensión. El V10 de 5 litros sube hasta los 520 cv, las relaciones de cambio se acortan, la dirección se vuelve más precisa y la suspensión se pone de nuevo a punto. El Gallardo Spyder -que tiene tracción integral- acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanza 314 km/h de velocidad máxima (con la capota abierta se tiene que conformar con “sólo” 307 km/h).
Algo más civilizado y también más económico (en torno a los 100.000 euros) será el convertible del nuevo Jaguar XK, modelo que en su versión cupé todavía habrá que esperar unos meses para verlo circular, ya que acaba de presentarse. En esta ocasión el disfrute de viajar a cielo abierto puede ser para cuatro pasajeros; y su capota, también de lona, se puede abrir o cerrar automáticamente en menos de 18 segundos. En esta ocasión la mecánica será idéntica a la del modelo cerrado, es decir, que llegará una primera motorización V8 de 4,2 litros y 300 cv. Jaguar declara para el XK convertible un contenido peso de 1.635 kilos, sólo 40 kilos más que el nuevo XK (recordemos que emplea masivamente materiales ligeros) y casi 150 kilos menos que el veterano XK convertible que hoy aún está en venta. La velocidad máxima se limita electrónicamente a 250 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,3 segundos.
Enrique Marco, Autocity.
16 de Septiembre de 2005.