La tasa de ancianos muertos en accidentes de tráfico cuadruplica la del resto:

La tasa de ancianos muertos en accidentes de tráfico cuadruplica la del resto 1
Agencia EFE30 ene 2014
La Fundación Mapfre ha editado un manual con medidas para reducir el número de muertes de personas de la tercera edad en las carreteras y las calles, donde cada año pierden la vida unos 500 ancianos, un segmento de la población donde la tasa de fallecidos en accidente es cuatro veces superior al resto.

Esas medidas han sido incluidas en el informe 'Mayores y seguridad vial: Manual de recomendaciones de diseño urbano. La perspectiva de las personas mayores', según ha informado hoy esta Fundación.

Un manual dirigido a ayuntamientos, técnicos en diseño vial urbano y responsables de centros de salud, hospitales y residencias, entre otros, y que propone mejorar la señalización de los pasos de peatones, que el 13 por ciento de los mayores considera inseguros al estar señalizados en muchas ocasiones con dos marcas viales horizontales discontinuas en lugar de tradicional cebreado.

También plantea rebajar los bordillos, incrementar las zonas en las que el límite máximo de velocidad es de 30 kilómetros por hora, las calles peatonales y situar las paradas de los autobuses con marquesinas con bancos y en rectas, que según los mayores encuestados son las más seguras.

Para mejorar la conducción de los mayores, el manual también hace hincapié en la necesidad de incorporar carriles de espera en las intersecciones para los vehículos que giren a la izquierda, así como sistemas para ampliar las aceras en los cruces e instalar refugios y barandillas en las travesías, una medida que valora el 75 por ciento de los mayores.

También sugiere fomentar medidas para reducir la velocidad de los vehículos en determinadas zonas, promover la señalización vertical situada a la derecha de la calzada mejor que a la izquierda y aumentar el tamaño de letra de las señales de tráfico para evitar accidentes.

El manual pretende reducir la siniestralidad de los mayores de 65 años, que 'apenas ha disminuido en los últimos 12 años', según subraya la Fundación.

Añade que este colectivo representa el 13 por ciento del total de conductores en España y el 27 por ciento de los fallecidos en accidentes de tráfico en 2012, un dato que contrasta con la cifra del año 2001, en la que los mayores fallecidos suponían el 16 por ciento del total de víctimas mortales.