La subida del IVA no se ha traducido en un adelanto de compra de coches:

La subida del IVA no se ha traducido en un adelanto de compra de coches 1
Agencia EFE28 ago 2012
La anunciada subida del IVA del 18 % al 21 % desde el 1 de septiembre no se ha traducido en un adelanto de compra de vehículos por los consumidores, a tenor de cómo han evolucionado las cifras de ventas en julio y agosto.

Distintas fuentes del sector consultadas por Efe coinciden en achacar esta atonía de los usuarios, que podrían ahorrarse de promedio unos 650 euros con la compra del coche adelantada a julio o agosto, al efecto de desconfianza en la economía y a una estrategia de ahorro ante eventualidades como el paro o la prioridad de adquirir artículos de primera necesidad de más difícil acceso por los recortes del Gobierno.

Un argumento poderoso radica en las estadísticas de matriculaciones que en julio, a dos meses vista de la subida del IVA, se redujeron un 17,2 %, y en la primera quincena de agosto retrocedieron algo por encima del 19 %.

Existe el precedente de una anterior subida de este impuesto que grava el consumo el año pasado, cuando el 1 de julio, todavía bajo el gobierno del PSOE, se procedió a un incremento del tipo general del 16 % al 18 %, que conllevaba un encarecimiento de los automóviles en torno a 450 euros.

Una revisión a las matriculaciones de los dos meses anteriores, es decir mayo y junio, calcan prácticamente, de nuevo, la situación.

Concretamente, en mayo de 2011 las matriculaciones, en comparativa interanual, bajaron un 23,3 %, y en junio fue aún peor, pues el descenso se elevó hasta el 31,4 %.

Aquel incremento del IVA coincidió, además, con el agotamiento de los recursos destinados al Plan 2000E, sin una renovación de las dotaciones, con lo que el mercado automovilístico se encontró simultáneamente con dos medidas perjudiciales para su comercio.

Desde entonces, las ventas de turismos no han levantado cabeza y en los últimos 26 meses solo han podido ofrecer una evolución al alza de las matriculaciones en dos (agosto de 2011 y enero de 2012) y en términos muy moderados.

Los resultados durante este año han ido empeorando y las distintas asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac), de importadores (Aniacam), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam) han rebajado sucesivamente sus previsiones de cierre de mercado de 800.000 a menos de 700.000 unidades.

Con el fin de intentar un repunte, por leve que sea, del mercado, algunas marcas automovilísticas han decidido asumir el IVA parcialmente para todos los clientes que hagan pedidos de sus modelos, pero sólo durante el mes de agosto.

No obstante, dos declaraciones de directivos representativos del sector, concretamente, de José Manuel Machado, presidente de Ford España y recién elegido máximo responsable de Anfac, y de Germán López Madrid, presidente de Aniacam, ya han apuntado que lo más probable es que el IVA se repercuta a los clientes ante la realidad de los bajos márgenes comerciales del sector.

En la rama distributiva, la opinión es más escéptica y se limitan a señalar que el concesionario que puede asumir el IVA lo hará, pero anticipan ya que la situación de esta actividad está en pérdidas y los márgenes de actuación son casi nulos.

Una subida del IVA debería tener, pues, impacto de adelanto de compras en el canal de particulares y éste, en línea con lo expuesto, no ha mostrado reacción a las urgencias que se suponen.

Dicho canal no ha parado de caer desde hace 25 meses y en esos periodos ha coincidido con las dos subidas del IVA que, en el plazo de catorce meses, en su tramo general, ha pasado del 16 % al 21 %, cinco puntos porcentuales más, al tiempo que ha evolucionado de representar la compra de un 65 % de los coches al 40 % en las últimas estadísticas.