La situación económica no permitirá aumentar el límite de velocidad en 2013:

La situación económica no permitirá aumentar el límite de velocidad en 2013 1
Agencia EFE27 sep 2012
La directora general de Tráfico, María Seguí, ha avanzado que el posible aumento del límite de la velocidad máxima en autovías y autopistas hasta los 130 kilómetros por hora no podrá ponerse en marcha hasta que las condiciones económicas lo permitan y, en todo caso, no está previsto que eso ocurra en 2013.

Seguí, que ha asistido a la presentación de un estudio del RACC sobre la siniestralidad en las carreteras, ha recordado no obstante que la aplicación de esta medida dependerá de su tramitación parlamentaria una vez que esté listo en diciembre el borrador del reglamento de circulación, que entraría en vigor tras su aprobación en el Parlamento.

La directora general de Tráfico ha insistido en que lo que está en estudio es una reducción de la velocidad en las carreteras convencionales a 90 km/h más allá de que en tramos específicos 'sea todavía más sustantiva'.

Sobre el aumento de la velocidad máxima en autovías y autopistas, ha insistido en que estará sometido a unas circunstancias 'muy concretas', en tramos con un récord histórico de baja siniestralidad y siempre que las condiciones económicas permitan modular la velocidad máxima con 'carácter variable y 'dependiendo' de la situación del tráfico y meteorológica.

En este sentido, ha avanzado que las condiciones económicas no permitirán que ese incremento a 130 km/h sea posible el próximo año, ya que 'el presupuesto de 2013 no da de sí', aunque los principios que regirán esa modulación se recogerán en el reglamento para que puedan ser aplicados cuando la situación lo permita.

Seguí se ha mostrado también contraria a la introducción de peajes en las carreteras que puedan influir de forma negativa en la decisión del conductor a la hora de elegir una vía menos segura.

'La DGT no estaría a favor de este tipo de medida', ha dicho, si se trata de un peaje que provoque que el conductor escoja 'no ir por la vía más segura'.

Sin embargo, ha indicado que hay peajes de muchas naturalezas y en distintos tipos de vías, y que no es contraría a su uso en las carreteras consideradas más seguras, siempre que las medidas que se pongan en marcha garanticen la seguridad del conductor.