La red de concesionarios de Jaguar Land Rover cerrará 2014 con beneficios:

La red de concesionarios de Jaguar Land Rover cerrará 2014 con beneficios 1
Agencia EFE28 oct 2014
La red de concesionarios de Jaguar Land Rover (JLR) en España terminará el ejercicio con beneficios, con una rentabilidad que el presidente de la filial española de la compañía británica, Luis Antonio Ruiz, cifró en un 3,1 % sobre la facturación.

Este es una sorpresa, ha explicado Ruiz, cuando sólo hace unos meses era impensable un resultado positivo en una red de distribución fuertemente castigada por la crisis.

La red de distribución de Jaguar Land Rover, integrada en España por 56 concesiones, deberá ahora realizar inversiones en nuevos estándares de calidad, lo que forma parte de un plan mundial en el que serán invertidos 1.000 millones de libras (1.268 millones de euros).

El presidente de la compañía en España ha asegurado que los nuevos estándares no supondrá una merma de la rentabilidad para la red, ya que se ha planteado a la red un modelo de negocio que le proporcionara un retorno del 2 %.

Este plan se pondrá en marcha coincidiendo con el lanzamiento del nuevo Jaguar XE, que recibirá el primer motor Ingenium desarrollado por la compañía fuera del acuerdo con Ford, y el Land Rover Discovery Sport, un nuevo todoterreno compacto que es considerado estratégico por la compañía.

La llegada del Jaguar XE significará para Jaguar triplicar las ventas en España, ha explicado Luis Antonio Ruiz en un encuentro hoy con la prensa especializada, de modo que las ventas superarán en 2015 las 2.000 unidades.

Por otra parte, el Land Rover Discovery Sport, protagonista de la reunión, se incorporará a un mercado todoterreno que ya supone el 25 % de la demanda de turismos.

En este mercado todoterreno, el 20 % de las ventas está acaparado por los modelos compactos, en el que se encuadra este nuevo Land Rover, que en 4,5 metros de longitud es capaz de ofrecer espacio para siete pasajeros.

El Discovery Sport, según el presidente de la filial, no es el sustituto del Freelander, un modelo que, por otra parte, ha dejado de fabricarse, y se coloca en el catálogo de la marca como la alternativa versátil y razonable al Range Rover Evoque, cuya cualidad principal es el diseño.

Este Land Rover es el primero de una familia de distintas arquitectura bajo la denominación Discovery, lo que supone una renovación completa de la marca, que se cerrará en año y medio con el sustituto del Defender, el todoterreno profesional del fabricante británico.

Luis Antonio Ruiz, que ha explicado que la demanda del Evoque está superando la capacidad de la fábrica, generando esperas a los comprados de entre 4 y 6 meses, y ello ha impedido la venta de al menos un millar de unidades en el mercado español-

El presidente de la compañía ha adelantado que Jaguar Land Rover cerrará el ejercicio con un registro de alrededor de 8.200 unidades, una cifra que supone un crecimiento de alrededor del 10 % sobre el año pasado.

Hasta el mes de septiembre, las ventas de JLR en el mercado español han sido de 6.949 unidades, un 14,82 % más que en el mismo periodo de 2013.

El nuevo Discovery Sport será comercializado en los característicos acabados S, SE, HSE y HSE Lux, combinados con los dos motores diesel 2.2 de 150 y 190 caballos de potencia, asociados a la caja manual de 6 relaciones o a la nueva automática de 9 velocidades.

Los precios de la gama, por ahora únicamente en configuración de tracción integral, parten de los 36.350 euros, para cerrar en 59.950 euros.

A lo largo de 2015, Land Rover incorporará una versión de tracción a dos ruedas equipada con el nuevo motor Ingenium, que estará por debajo de la emisión de 120 gramos de CO2 por kilómetro, lo que evitará el pago del actual impuesto de matriculación del 4,75 % que paga el resto de la gama.