La planta de Renault en Argentina suspende parcialmente su producción por falta de piezas:

La planta de Renault en Argentina suspende parcialmente su producción por falta de piezas 1
Agencia EFE07 nov 2014
La fábrica en Argentina de la compañía automovilística francesa Renault suspendió por un día la actividad de algo más de 700 trabajadores, la mitad del total de la plantilla, debido a la falta de una pieza necesaria para el montaje de los vehículos, informaron hoy a Efe fuentes de la empresa.

El 50 % de los operarios de la planta de Santa Isabel, situada en la provincia argentina de Córdoba (centro), no trabaja hoy por la falta de una pieza 'vital' para la producción de los autos, debido a un problema con un proveedor puntual, de cuya naturaleza la compañía no ha especificado detalles.

Según indicaron desde Renault a Efe, se buscó suspender a 'la menor cantidad de gente' y el resto de los trabajadores se dedica a tareas de mantenimiento o a completar modelos que en otros momentos no se pudieron terminar por falta de otras piezas.

Esta supone la segunda suspensión parcial de la producción decidida por Renault en este 2014 debido a la falta de insumos, tras la que el pasado abril afectó a 500 empleados.

El sector automotriz argentino atraviesa problemas en este 2014 debido a la caída del consumo interno y la demanda externa (especialmente las exportaciones a Brasil), que en total provocaron la suspensión parcial de 12.000 trabajadores en todo el sector.

Además, varias firmas se quejan también de dificultades para conseguir piezas necesarias para construir vehículos, debido a las políticas restrictivas impuestas por el Gobierno de Cristina Fernández.

'No debe haber obstáculos en el flujo de importaciones prevista para los niveles de producción', dijo hoy el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, tras ser consultado sobre la suspensión de Renault, si bien desde la empresa no han atribuido directamente el problema a las importaciones.

'Es una cuestión que debe resolverse en modo inmediato, no debe ser ni el factor ni la causa', recalcó Capitanich, quien aseguró que el Gobierno garantiza el abastecimiento de insumos para satisfacer la demanda existente.