La planta de Iveco Madrid firma un convenio colectivo tras el de Valladolid:

La planta de Iveco Madrid firma un convenio colectivo tras el de Valladolid 1
Agencia EFE29 oct 2013
La dirección de Iveco y la representación laboral de su planta de Madrid han firmado un convenio colectivo casi idéntico, en sus puntos básicos, al suscrito la semana pasada para el centro productivo de Valladolid.

La empresa adscrita al grupo CNH Industrial desdoblado recientemente del Grupo Fiat, establece una vigencia del pacto social de cuatro años (hasta el 31 de diciembre de 2015) y un incremento salarial del 5 % repartido en ese periodo y desvinculado de los datos de inflación.

Además se establece una paga variable anual a los trabajadores ligada a índices de productividad.

Para la empresa, el acuerdo incluye importantes innovaciones en las relaciones socio-laborales del sector de automoción español y medidas de flexibilidad laboral que permitirán consolidar el plan industrial, anunciado por Iveco en junio del pasado año, y apoyar la creación de empleo.

Las medidas pactadas permitirán incrementar en cerca de 800 horas la producción, manteniendo los actuales límites individuales, a través de la posibilidad de trabajar hasta 40 turnos los sábados en el caso de que lo exigiese la demanda, aumentar 30 minutos por turno de lunes a viernes o disponer de una semana de vacaciones fuera de los meses de julio y agosto.

En el plano social, se incluye un incremento de la ayuda escolar hasta 150 euros anuales para los hijos de entre 3 y 16 años de los empleados y una ayuda de guardería de 400 euros al año para niños hasta tres años.

La planta de Iveco en Madrid fabrica 110 camiones al día del modelo Stralis (en exclusiva para todo el mundo) con un plantilla de 2.664 personas.

Desde la puesta en marcha del plan industrial se han creado 730 nuevos empleos, 245 este año, y 194 contratos han pasado a ser fijos.

Iveco-Madrid prevé cerrar el año con un volumen de producción de 23.100 unidades, frente a las 15.230 de 2012, de las que el 90 % se exporta a los principales mercados europeos, además de a Rusia, Oriente Medio, Sudáfrica, Marruecos y Libia.