La muerte de Álex Angulo sume en la tristeza a la familia del cine:

Suspenden el rodaje del film Bendita Calamidad al que se dirigía Alex Ángulo 1
Agencia EFE21 jul 2014
La muerte de Álex Angulo, que será incinerado mañana en Logroño en la más estricta intimidad, según los deseos de su familia, ha sumido en la más profunda tristeza a la familia del cine, que le echará en falta tanto por sus consejos profesionales, como por su profunda humanidad.

El actor vasco Álex Angulo, que sufrió un accidente en la autopista AP-68 en el término municipal de Fuenmayor, hacía de obispo secuestrado en la comedia 'Bendita Calamidad', un film dirigido por Gaizka Urresti, quien ganó este año su primer Goya por el corto 'Abstenerse agencias'.

Precisamente, esta tarde se desplazaba con su coche a Zaragoza, provincia en la que se estaba rodando este largometraje desde la semana pasada y donde hacía el papel de un obispo de la comarca de Tarazona que secuestraron por error, según han informado hoy en un comunicado sus compañeros de rodaje.

El equipo de esta película ha expresado su 'enorme tristeza' y profunda consternación por la muerte del actor, una 'excelente persona' y 'un gran profesional que deja un gran vacío en el cine español que no se podrá cubrir jamás'.

'En estos duros momentos', los compañeros de Álex Angulo han querido sumarse al 'dolor de la familia y seres queridos' del actor, a los que han expresado sus 'condolencias' y 'apoyo sincero'.

'Debido a esta enorme e inesperada pérdida, el rodaje se interrumpe', han anunciado en este comunicado.

En el reparto de este film figuran, además, Carlos Sobera y Alexandra Jimenez, entre otros aragoneses como Nacho Rubio, Jorge Asín, Jorge Usón, Marisól Aznar, entre otros.