La jefa del operativo policial en el Madrid Arena pidió refuerzos pero se le denegaron:

Abogados de las víctimas pedirán una pieza separada por la falsedad en documento 1
Agencia EFE09 may 2013
La jefa de la unidad policial encargada del operativo del Madrid Arena, Cándida Jiménez, ha declarado hoy ante el juez que pidió refuerzos a sus superiores, pero se le denegaron, y que no hubo un cambio de nivel de riesgo pese a la aglomeración que provocó la avalancha por la que murieron cinco jóvenes.

El anuncio lo ha hecho Abdón Núñez, el abogado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas de la tragedia, antes de la comparecencia ante el juez de la jefa de la Unidad de Policía Municipal de Moncloa-Aravaca, Cándida Jiménez, encargada del operativo policial la noche de los hechos.

El juez es el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, quien investiga la tragedia ocurrida el 1 de noviembre pasado cuando una estampida humana en medio de una fiesta organizada por la empresa Diviertt, concesionaria del espacio Madrid Arena, ocasionó la muerte de cinco jóvenes de entre 17 y 20 años.

Coimo consecuencia del suceso en Madrid Arena, un recinto propiedad del ente Madrid Espacios y Congresos, del Ayuntamiento de Madrid, fallecieron, además de Belén Langdon, María Teresa Alonso, Katia Esteban, Rocío Oña y Cristina Arce.

'Hoy esperamos que quede absolutamente claro que el documento de cambio de nivel es un invento de la Policía Municipal para justificar unos medios y una intervención que no hubo', ha dicho el abogado Núñez, quien ha expresado su convencimiento de que quedará acreditado que no hubo cambio de nivel de riesgo medio a alto en ningún momento.

Si esto se corrobora, las acusaciones particulares van a pedir una pieza separada por presunta falsedad en documento contra todos aquellos que están utilizando en su defensa el cambio de nivel.

La documentación que existe en las actuaciones acredita que hubo doce policías municipales en el Madrid Arena la noche de los hechos, ha recordado Núñez, antes de precisar que hoy tratarán de cotejar si el oficial al mando estuvo permanentemente en el Madrid Arena como exige la orden de servicio, tras varias declaraciones que han indicado que solamente estuvo tres veces en el recinto.

'El funcionamiento de la Policía Municipal ha sido desastroso por los mandos y no por los agentes locales que han formado parte del equipo' que estuvo en el Madrid Arena, ha apuntado el letrado de la familia Langdon.

Núñez ha indicado que Cándida Jiménez, los dos cabos y los agentes municipales que estuvieron allí actuaron 'perfectamente' y cumplieron con la misión que tenían encomendada.

El abogado añade que, sin embargo, quienes dieron la orden de servicio, que son el inspector jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, y los inspectores Óscar Santos y Gerardo del Rey, 'no tuvieron el cuidado ni adoptaron las medidas necesarias para hacer el cambio de nivel ni para la dotación de personal'.

Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en el proceso, se adherirá a la petición de apertura de una pieza separada por presunta falsedad en documento, según la abogada del sindicato, Virginia López Negrete.

Por otra parte, las familias de las víctimas han presentado una denuncia ante el Colegio de Médicos contra Simón Viñals, encargado de la asistencia médica en el evento, por omisión del deber de socorro y por no tener seguro de responsabilidad civil.