La Generalitat Valenciana afirma que no se ha dicho la última palabra del pago de RTVV a F1:

La Generalitat Valenciana afirma que no se ha dicho la última palabra del pago de RTVV a F1 1
Agencia EFE31 ene 2014
El Gobierno valenciano afirma que no se ha dicho 'todavía la última palabra' en el pago de Radiotelevisión Valenciana a Imagina (antigua Mediapro) de 16 millones de euros por no emitir la Fórmula Uno de 2012 y 2013, pues esa sentencia está recurrida y además Mediapro adeuda 'más de 20 millones' a RTVV.

El comité de empresa de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) anunció ayer que RTVV ha hecho efectivo el pago de esos 16 millones de euros a Imagina Media por las temporadas del mundial de Fórmula Uno que no emitió Canal 9, tras perder el juicio.

El vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, ha señalado en una rueda de prensa que esos 16 millones de euros se han pagado en cumplimiento de la ejecución provisional, dictada la semana pasada, de la sentencia de mayo de 2013 de un juzgado de Paterna que obligaba a RTVV al pago.

No obstante, ha explicado que la sentencia de ejecución provisional está recurrida ante el Tribunal Supremo, y que hay una demanda de RTVV en un tribunal de Londres por esos mismos hechos, pues el convenio que se firmó en su día remitía a los juzgados del Reino Unido la resolución de los conflictos que pudieran plantearse.

Además, ha señalado que RTVV demandó a Mediapro por la deuda de los derechos de retransmisión de fútbol, que según la cadena pública supera los 20 millones de euros, y cuenta con una sentencia favorable, a falta de que se cuantifique la cantidad exacta que debe cobrar RTVV, un trámite que se ha visto retrasado por el concurso de acreedores de Mediapro.

'Al final, RTVV recibirá de Mediapro una cantidad importante y significativa', ha asegurado Císcar, quien ha insistido en que 'no se ha escrito todavía el último capítulo' y ha destacado que, 'al final, la sociedad no va a salir económicamente perjudicada' en este proceso.

Preguntado sobre si se va a adoptar alguna medida contra quien firmó los contratos para la emisión de la Fórmula Uno, ha asegurado que nadie plantea que fueran irregulares, y que el hecho de compartir derechos de emisión es algo que hacen muchas televisiones por todo el mundo en cualquier deporte y es habitual.

El vicepresidente ha señalado asimismo que el contrato estaba fiscalizado y que no tuvo 'ningún reparo'.

Císcar ha sostenido que el pago de esos 16 millones de euros no tiene nada que ver con el cierre de RTVV, ya que la sentencia que condena a esa pago es de mayo de 2013 y la solicitud de ejecución provisional del pasado 30 de octubre, cuando aún no se había acordado el cierre, y que no hubo ningún acuerdo de la anterior dirección general de RTVV para el pago aplazado de la sentencia.

Ha recordado que RTVV rompió unilateralmente el acuerdo con Mediapro porque entendió que, al haber cedido los derechos de retransmisión de la Fórmula Uno La Sexta a Antena 3 sin haber pedido autorización ni habérselo notificado a RTVV, ésta ya no estaba vinculada con la nueva mercantil.

Por su parte, el consejo de liquidación de RTVV ha afirmado en un comunicado que se han consignado 16.425.827 euros en cumplimiento del auto de ejecución provisional dictado por el Juzgado de primera instancia número 4 de Paterna el pasado 20 de enero.

Asimismo, señala que se concertó una reunión de ambas partes a instancia del consejo liquidación y días antes de celebrarse se recibió un burofax de Imagina que requería el pago a RTVV de cantidades 'infundadas y sin justificar, lo que demuestra la falta real de voluntad negociadora'.