La Fórmula Uno, un dolor de cabeza para el Ejecutivo tailandés:

La Fórmula Uno, un dolor de cabeza para el Ejecutivo tailandés 1
Agencia EFE11 jun 2013
El proyecto de celebrar un Gran Premio de Fórmula Uno por las calles de Bangkok se ha tornado en un dolor de cabeza para el Ejecutivo tailandés tras el veto del consistorio capitalino al trazado del casco histórico de la capital.

Las autoridades deportivas de Tailandia aprobaron el pasado abril el proyecto de circuito urbano por el barrio de Rattanakosin, considerado el centro monumental de Bangkok, con el objetivo de aunar la promoción del turismo y la disputa del evento deportivo.

Los bólidos callejearían unos 6 kilómetros por las cercanías de algunos de los edificios más representativos de la ciudad como el Gran Palacio Real, el Templo del Buda tumbado, la explanada de Sanam Luang y el Monumento a la Democracia.

Una ruta similar a la que recorrió en diciembre de 2010 el piloto australiano Mark Webber a los mandos de un Red Bull durante una exhibición a la que acudieron 100.000 espectadores.

No obstante, la Administración Metropolitana de Bangkok se pronunció el pasado viernes en contra del itinerario propuesto al alegar que una ley, aprobada a mediados de mayo, prohíbe la disputa de carreras por el centro de la ciudad como medida de protección del patrimonio cultural de la urbe.

Durante el fin de semana, residentes y empresarios de la zona respaldaron la decisión de las autoridades locales con una manifestación para expresar su oposición a que la competición tenga lugar por la parte antigua de la ciudad.

'Es inapropiado albergar el evento en esta zona histórica y sagrada de Bangkok. Imagina los daños que podrían suceder si un accidente tuviera lugar', declaró Praserd Rithtisomrerng, miembro de la Junta para la Conservación del Arte y la Cultura, al diario 'The Nation'.

La vibraciones provocadas por el paso de los monoplazas podrían dañar los antiguos edificios, recordó Srisakra Valibhotama, profesor de arqueología en la Universidad de Thammasat durante una reunión con las agrupaciones de vecinos.

Una normativa municipal, además, restringe el nivel de ruido de los coches a entre 80 o 90 decibelios, un sonido que los vehículos de Fórmula Uno sobrepasan con diferencia.

La celebración de una cita de la categoría reina del automovilismo en la capital tailandesa empeoraría, aún más, el tráfico de las ya sobrecargadas calles de Bangkok.

'Si celebran la carrera cerca de los monumentos tendrán que cerrar las calles durante al menos una semana, quedando mucha gente aislada dentro del recinto. Personas y comercio se quedarán sin trabajo todo ese tiempo', señaló a Efe Noch Huatavinija, trabajador en el sector turístico.

Tailandia pretende iniciarse como anfitrión de la Fórmula Uno en la temporada 2014/2015 con una carrera nocturna por un circuito urbano, una idea a la que dio su aprobación Bernie Ecclestone, patrón y dueño de la explotación de los derechos televisivos de este deporte.

El ministro tailandés de Turismo y Deporte, Somsak Phureerisak, indicó que la Federación Internacional de Automovilismo, entidad que dirige el Campeonato Mundial de Fórmula Uno, le había hecho llegar su desacuerdo a un plan de relocalización e incluso de ser así se habló de posponer el Gran Premio de Tailandia.

El ministerio estudia como posible solución otras localizaciones en el norte de la capital tailandesa o el traslado del evento a la isla Phuket, en el este de Tailandia, o a la región de Isan, en el noroeste del país.

La organización para celebrar del Gran Premio de Tailandia de Fórmula Uno cuenta con un presupuesto estimado de 225 millones de dólares (170 millones de euros) que será sufragado entre el Gobierno, con el 60 por ciento del total, y los patrocinadores, entre ellos la multinacional de la bebida energética Red Bull. Noel Caballero