La familia confirma que Jules Bianchi seguirá hospitalizado en Japón:

La familia confirma que Jules Bianchi seguirá hospitalizado en Japón 1
Agencia EFE30 oct 2014
La familia de Jules Bianchi, hospitalizado tras sufrir una grave lesión cerebral el pasado 5 de octubre en el Gran Premio de Fórmula Uno en Japón, ha hecho público hoy un comunicado en el que afirma que el piloto francés 'sigue luchando por su vida' y que continuará el tratamiento en el hospital de Yokkaichi.

El comunicado, difundido a través de la escudería Marussia, dice que 'Jules continúa su lucha. Aunque ha habido algunos informes que hablaban de nuevos planes de tratamiento para Jules, su lucha continuará aquí en Yokkaichi. Los estamos afrontando paso a paso'.

Bianchi sufre un daño axonal difuso, uno de los tipos de lesiones encefálicas más graves, ya que la lesión se reparte sobre una zona amplia en lugar de en un punto concreto del cerebro.

'El próximo domingo se cumplirán cuatro semanas desde el accidente de Jules y él permanece en el Centro Médico General de la prefectura de Mie, en Yokkaichi. Su condición se mantiene crítica pero estable según los informes de los profesionales que le tratan'.

El comunicado añade: 'Aunque no tenemos información nueva que ofrecer. Sabemos que hay mucha gente en todo el mundo que está pendiente de Jules y desea que gane esta batalla. Les debemos a sus muchos seguidores el reconocimiento por sus mensajes de ánimo y facilitarles alguna novedad sobre su estado aunque sea tan escueta'.

'Una vez más destacamos nuestra más sincero agradecimiento por la paciencia y comprensión hacia nuestra familia en estos difíciles momentos. Nos sentimos confortados al saber que Jules está recibiendo el mejor tratamiento posible en el centro médico Mie, con los doctores aquí en constante contacto con los neurocirujanos de la Universidad La Sapienza de Roma y el profesor Gerard Saillant, presidente de la Comisión Médica de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Bianchi sufrió un grave accidente en la cabeza en el circuito de Suzuka durante el Gran Premio de Japón de Formula Uno el 5 de octubre.

A causa del mal estado de la pista, con mucha agua acumulada en el asfalto por la intensa lluvia que acompañó la disputa de toda la carrera, Bianchi, de 25 años, perdió el control de su Marussia-Ferrari, que acabó impactando violentamente contra una grúa que, a su vez, estaba retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil.