La demanda de descapotables de segunda mano se dispara en verano:

Agencia EFE23 ago 2011
La demanda de turismos descapotables de segunda mano se dispara en verano, hasta un 60 % más que los meses previos a la estación, según un estudio de la plataforma de vehículos en la red AutoScout24, que mueve el 40 % de los usados que se venden en España.

La llegada del verano, las vacaciones y el buen tiempo ha disparado esta demanda, un fenómeno estacional, que ya se produjo en menor medida en la primavera coincidiendo con la ola de calor del mes de abril.

La demanda también ha sido potenciada por el descenso en el precio medio de este tipo de vehículos, que en tan sólo un trimestre se ha reducido casi un 3,5 %, hasta situarse en los 17.7000 euros, alentado por un incremento de la oferta de descapotables a la venta que roza el 25 %.

De este modo, se aprecia un cambio en la dinámica habitual de otros años, en los que las mayores búsquedas coincidían con la llegada de la primavera, descendiendo ligeramente en la temporada estival hasta retomar sus niveles habituales con la llegada del otoño.

El estudio de AutoScout24 muestra que el principal foco de interés por los descapotables es la costa, tanto del norte como del sur, a excepción de la provincia de Madrid, que acumula un 17 % de las búsquedas totales de estos vehículos.

Así, la zona donde los cabrio tienen un mayor tirón es la zona de Barcelona (20,4 %), y entre las primeras posiciones se encuentran también Málaga (6,7 %), Valencia (5,2 %), Alicante (4,1%) y Murcia (2,6 %).

Entre las marcas de descapotables preferidas por los españoles destacan las casas alemanas Porsche, BMW y Mercedes-Benz, hasta el punto de sumar entre sí los nueve modelos más deseados en nuestro país, a los que tan sólo queda sumar un modelo de Alfa Romeo para completar el "top" diez.

El Porsche Boxster ocupa la primera posición de la lista, con un amplio 6,7 % de las búsquedas totales, seguido del BMW Z4 (4,4 %) y dos modelos de Mercedes-Benz, el SLK (3,6 %) y el SL 500 (3,4 %).

El color es un componente de personalización de gran relevancia en la compra, de forma que la opción más popular es la del clásico color negro (19,9 %), seguido muy de cerca por el color gris plateado (15,5 %) y los tonos azules (10,5 %).

Otras opciones son los tonos rojos (9,5 %) el blanco (8,8 %) y el verde (3,4 %).