La comercialización del Kuga descubre a Ford un cambio hacia la gasolina:

La comercialización del Kuga descubre a Ford un cambio hacia la gasolina 1
Agencia EFE11 mar 2013
La comercialización desde febrero pasado de la segunda generación del Kuga, el SUV compacto de Ford, ha descubierto a la marca un cambio de tendencia hacia las motorizaciones de gasolina, a pesar de que se trata de un vehículo más pesado que un turismo.

Esta tendencia de compra ha hecho que Ford se centre en dar la batalla comercial en una zona del segmento de los SUV compactos de menos de 20.000 euros con la motorización 1.6 EcoBoost, que ofrece una potencia de 150 caballos, el par de un diesel y un consumo que sólo es un litro superior a la motorización de 140 caballos de gasóleo.

Esta motorización está suponiendo en este momento el 20 % de las ventas del nuevo Kuga, frente al 5 % de la generación anterior, con una cartera de pedidos que supera las previsiones iniciales de lanzamiento, ya que suman 1.500 unidades (770 unidades antes del lanzamiento), con lo que ya está vendida la producción de marzo y abril de este modelo.

El nuevo Kuga, que se fabrica en la factoría de Almussafes, contaba inicialmente con una previsión de ventas para este año en el mercado español de 5.000 unidades, incrementada poco después a 6.000 y nuevamente corregida la pasada semana a 7.500 en función de la semana.

La motorización 1.6 EcoBoost de 150 caballos de potencia compite en un segmento del mercado SUV de menos de 20.000 euros, en el que se ubican las motorizaciones diesel en torno a los 115 caballos de potencia, y tracción 4x2 (la tracción delantera constituye la mitad de las ventas del modelo), por lo que este motor de gasolina se convierte en la mejor alternativa a un motor diesel.

Se trata de un éxito y de una nueva oportunidad de competencia en el mercado de los 'sport utility' compactos, según el director de Marketing de Ford España, Santiago Sáenz, un segmento que hoy constituye el 12 % del mercado español de turismos, con alrededor de 78.000 unidades.

Igualmente, el éxito del nuevo Kuga está sorprendiendo a los concesionarios de Ford, acostumbrados, según su presidente, José Manuel Machado, a vender los 'stock'.

La red de concesionarios de la marca en España ha tenido que cambiar la estrategia y vender producto, lo que nunca se había hecho en Ford, ha añadido Machado en un encuentro con periodistas en la estación de esquí Baqueira/Beret, de la que la marca del óvalo es patrocinadora con el modelo Kuga.

En relación a la situación del mercado, el presidente de Ford España, que también lo es de la asociación nacional de fabricantes (Anfac) considera que el mercado español de turismos cerrara 2013 con una cifra similar a la de 2012.

Sobre la planta de Almussafes, con la fabricación en este momento del C-Max, Grand C-Max, Kuga y a lo largo de este año las furgonetas Tourneo Connect y Transit Connect, se cerrará el ejercicio con 100.000 unidades más, que se sumarán a las 133.000 con la que cerró en 2012.

Para el año 2014 está previsto también un incremento de la producción, estimado en 70.000 unidades, lo que situará a la planta española más cerca de su cifra récord, lograda en 2007 con 440.000, aunque, ha precisado Machado, se traba de modelos pequeños (Ka y Fiesta) con menor contenido tecnológico que los actuales.