La CE analiza el plan francés de apoyo al sector automovilístico:

La CE analiza el plan francés de apoyo al sector automovilístico 1
Agencia EFE26 jul 2012
La Comisión Europea (CE) ha confirmado hoy que está analizando el plan de apoyo a la industria automovilística anunciado ayer por el Gobierno francés, que subvenciona la adquisición de vehículos menos contaminantes, eléctricos e híbridos.

'La CE va sin duda a analizar todos los detalles de este plan, hay un número de consecuencias e implicaciones sobre las políticas europeas', señaló el portavoz de la CE, Alejandro Ulzurrun de Asanza y Muñoz.

Bruselas vigila tradicionalmente con lupa las ayudas que los gobiernos y otras autoridades públicas conceden al sector privado, para garantizar que no se tratan de ayudas de estado ilegales que distorsionan la competencia dentro del mercado interior europeo, así como que cumplen con las normativas europeas.

La CE analizará en los próximos días si el plan galo tiene consecuencias sobre las políticas industriales, sociales, de mercado interior, de competencia y comercio, entre otros sectores, según señaló Ulzurrun de Asanza y Muñoz.

Una delegación francesa se encuentra desde ayer en Bruselas para presentar al Ejecutivo comunitario este plan, un gesto que la institución guardiana del derecho comunitario ha valorado y ante el que se ha mostrado 'abierta al diálogo', señaló el portavoz.

'La CE aprecia la petición de Francia de comenzar un diálogo constructivo sobre el contenido de su plan de apoyo a la industria automovilística', señaló en una rueda de prensa Ulzurrun de Asanza y Muñoz.

Añadió que la Comisión Europea continuará los contactos con el Ejecutivo galo respecto a este plan en las próximas semanas.

El plan del Gobierno liderado por François Hollande responde a la necesidad de frenar la destrucción de empleo y la bajada de producción del sector en Francia, que fabricará este año un total de unos 2 millones de vehículos, frente a los 3,5 millones de 2005.

Esta estrategia contempla el incremento de las ayudas para la compra de vehículos menos contaminantes hasta finales de este año y busca dar un impulso firme al uso de los coches eléctricos e híbridos.