La carrocería de cinco puertas llega en verano al Seat Mii:

La carrocería de cinco puertas llega en verano al Seat Mii 1
Agencia EFE06 feb 2012
Seat incluirá en la gama de su urbano Mii, a partir del verano, la carrocería de cinco puertas, tras la adopción de este formato en el modelo hermano de la marca Volkswagen, el up¡, informó hoy la firma automovilística española.

Otra incursión en esta gama del Mii será la versión Ecomotive, que llegará también en verano, y que, con el concurso del sistema start and stop, de parada y arranque automáticos, en el motor 1.0 de 60 CV ofrece un consumo de 4,1 litros a los cien kilómetros y unas emisiones de CO2 de 96 g/km.

Por lo que respecta al otro motor de 1.0 litros de 75 CV, la acepción Ecomotive le faculta para un consumo de 4,2 litros y unas emisiones de 98 g/km.

La nueva carrocería no hace variar al modelo sus cotas ya establecidas en el de tres puertas de 3,56 metros de longitud y 2,42 de distancia entre ejes,ni la capacidad de 251 litros del maletero, aunque con los asientos traseros plegados, la carga puede llegar a 951 litros.

Seat ha puesto un especial acento en al amplio grado de apertura de las puertas traseras para facilitar la accesibilidad al habitáculo, dado lo contenido de sus dimensiones.

Las puertas son de dimensiones compactas y es fácil subirse o bajarse del coche incluso en plazas de aparcamiento estrechas.

Las puertas traseras encajan en el perfil lateral y el contorno del techo se mantiene inalterado, mientras que el montante posterior mantiene una forma robusta.

Además, la línea lateral acentúa el perfil de las ventanas, ligeramente más bajo que en la versión de tres puertas.

El Mii está equipado con una tecnología única en este segmento de vehículos: el Asistente de Frenada en Ciudad, un sistema que, en caso de peligro, frena automáticamente el vehículo para prevenir un posible impacto.

El esquema de funcionamiento responde a velocidades por debajo de los 30 km/h, cuando un sensor láser reconoce los vehículos que están circulando o bien parados y cualquier obstáculo delante del vehículo.

Si detecta un riesgo de colisión y el conductor no frena, el asistente se encarga de echar el freno de manera autónoma o presta ayuda en aplicar toda la fuerza de la frenada.