La campaña de revisiones ha fortalecido la imagen de Toyota, según un directivo:

Agencia EFE28 ago 2011
La campaña masiva de revisiones puesta en marcha por Toyota el último año, ante los fallos detectados en algunos de sus modelos, ha fortalecido la imagen de la marca japonesa en España y en el resto del mundo, dijo a Efe Jacques Pieraerts, vicepresidente ejecutivo de la filial española.

En el análisis de los resultados del operativo que Toyota-España puso en marcha ante las denuncias de la Administración estadounidense de fallos en componentes de sus modelos, Pieraerts recalcó que la respuesta de la marca fue acertada y el cliente lo ha apreciado.

Pieraerts señaló que están "muy satisfechos de la campaña puesta en marcha; primero, porque los clientes afectados están encantados por la forma de abordar el problema; segundo, como empresa global, hemos aprendido a gestionar estos problemas de comunicación; tercero, lo más importante, la empresa ha puesto la calidad como referencia absoluta, no solo en el producto, sino en la posventa".

El vicepresidente de Toyota-España aseguró que el origen de este problema no fue de calidad del producto, sino de comunicación, pues fue "la primera vez que Toyota, como empresa global, tuvo que gestionar una comunicación global".

La situación de la red de concesionarios en el actual contexto de crisis económica y de mercado del automóvil, para Pieraerts, responde a "la filosofía de Toyota de trabajar, muy cerca y con lealtad, con empleados y proveedores y, por supuesto, los concesionarios".

"Estamos -continuó Pieraertsayudando a la red, y cuando digo ayudar, no es enviar cheques, sino ayudar a rebajar costes y mejorar eficiencias".

Pieraerts anunció que los datos de la rentabilidad media de la red a finales de julio son "ligeramente positivos".

Sobre las previsiones del mercado automovilístico español antepuso que en la actual coyuntura "es muy complicado hacer previsiones".

No obstante, puntualizó que "en 2013 muchas cosas van a cambiar y van a sanearse, pero de forma muy lenta", y añadió que el registro real del mercado anual, en condiciones de normalidad, es de 1,2 ó 1,3 millones de matriculaciones.

Respecto a las controversias entre los sistemas de energía alternativa, el vicepresidente de Toyota-España antepuso que "la industria del automóvil tiene que trabajar en todas las tecnologías".

En línea con la estrategia de su marca, dijo que "hoy por hoy, y por muchos años, la tecnología híbrida es la solución correcta y apropiada, pues no requiere estructuras adicionales y no tiene costes muy superiores a los motores diesel".

Eludió una controversia directa con el sistema de propulsión eléctrica, aunque indicó que son muy pocas las unidades que se han vendido con este tipo de movilidad, pero subrayó que Toyota también trabaja en este campo.

Sobre la gama que Toyota comercializa en España, Pieraerts significó que el nuevo Yaris (la tercera generación) se posiciona, con su nuevo diseño y los segmentos de clientes con los que tiene potencial de conquista, como un elemento más del grupo de modelos que conforman el núcleo de volumen.

Admitió que hay una gama muy amplia y que ese excedente va a ser tratado con la decisión de no traer al mercado español el Verso E y dejar de comercializar el Urban Cruiser y el Corolla sedán

La gama de todoterrenos sigue centrando el protagonismo en el SUV Rav4, que mantiene buena aceptación y la tradición del Land Cruiser.

De la gran novedad que se avecina para mediados del año que viene, el monovolumen híbrido Prius +, no ocultó su optimismo por una aceptación de este tipo de modelos, dados los precedentes del Prius sedán y del Auris SHD.