La adjudicación a Barcelona de la nueva furgoneta Nissan creará 700 empleos:

La adjudicación a Barcelona de la nueva furgoneta Nissan creará 700 empleos 1
Agencia EFE24 may 2012
La multinacional japonesa Nissan invertirá 100 millones de euros en España para producir a partir de finales de 2013 o principios de 2014 en la factoría de Barcelona su nueva furgoneta compacta cien por cien eléctrica, lo que comportará la creación de 700 puestos de trabajo directos e indirectos.

Los máximos directivos de la marca nipona han acudido hoy a la capital catalana para anunciar en un acto en la planta de la Zona Franca, en el que ha participado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la próxima puesta en marcha de la fabricación del modelo eléctrico de la furgoneta NV200, que ya se ensambla en la planta barcelonesa de Nissan.

La de Barcelona será la única planta del grupo que fabricará la furgoneta eléctrica, el segundo vehículo cien por cien eléctrico de Nissan después del Nissan Leaf, y desde aquí abastecerá a los mercados de todo el mundo.

El nuevo modelo, cuya adjudicación a Barcelona por parte de la empresa matriz se esperaba desde hacía mucho, permitirá crear estos 700 puestos de trabajo, entre la planta de la Zona Franca y las compañías proveedoras.

El vicepresidente de Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, ha asegurado que hasta final de año no se sabrá qué número de nuevos empleos se generarán en Barcelona y cuántos en el sector auxiliar y tampoco ha podido concretar si se podrá recuperar a trabajadores que dejaron Nissan en la última regulación de empleo.

Las previsiones iniciales son ensamblar en Barcelona 20.000 unidades anuales de la nueva furgoneta eléctrica, que se empezará a producir en el año fiscal 2013, lo que incluye los tres primeros meses de 2014, y que se pondrá a la venta a un precio algo inferior a los 30.000 euros.

La producción de esta furgoneta y de la nueva 'pick-up' adjudicada ya por Nissan a Barcelona, que arrancará en 2014, llevará a esta planta a convertirse en una de las más importantes de la multinacional nipona.

Torres y los vicepresidentes de Nissan, Andy Palmer y Takao Katagiri, han insistido en que Barcelona tiene 'muchas oportunidades' de crecimiento si sigue en la senda de la competitividad, lo que hace pensar que recibirá en el futuro próximo nuevas adjudicaciones de productos.

Las baterías eléctricas que llevará el nuevo modelo vendrán de Reino Unido, donde Nissan centraliza su fabricación, mientras que otras piezas procederán de Japón, donde se ensambla ahora el Nissan Leaf, e incluso de Estados Unidos, donde la multinacional fabricará el Leaf a partir de final de año.

El acto de presentación de la nueva inversión, que ha contado también con la presencia del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el secretario de Industria del Gobierno, Luis Varela, ha servido también para agradecer por parte de la alta dirección de Nissan el sacrificio salarial que los trabajadores de la planta de Barcelona realizaron hace casi dos años para que la fábrica fuera más competitiva.

La llegada de la inversión de Nissan en plena crisis económica y en uno de los momentos más bajos que se recuerdan del sector de la automoción ha llevado a Artur Mas a destacar que este proyecto supone una 'inyección de moral hacia el futuro y un grito de esperanza'.

Mas ha valorado en especial 'la actitud constructiva y generosa' de los trabajadores de Nissan que, en su opinión, ha hecho posible que el futuro de la planta esté garantizada en estos momentos.

'Si las cosas se hacen bien hay futuro. Cataluña no está condenada a perder su capacidad industrial', ha asegurado el presidente catalán.

El anuncio de esta inversión en Barcelona llega sólo una semana después de que Nissan comunicara también que destinará otros cien millones a la fábrica de Ávila para producir un camión de carga media, y de que aprobara poco antes diez millones más para la fábrica de fundición y mecanizado de Cantabria.

El nuevo vehículo que se fabricará en Barcelona supondrá una contribución importante al objetivo de Nissan de convertirse en el mayor fabricante mundial de vehículos comerciales ligeros en 2016, según han destacado sus máximos ejecutivos.

En 2011, Nissan vendió más de un millón de vehículos comerciales ligeros en el mundo en un año y el modelo actual no eléctrico de la NV200 ya ha conseguido unas ventas de cerca de 100.000 unidades.

En la actualidad, Nissan está llevando a cabo pruebas muy rigurosas a los prototipos de este vehículo eléctrico en Europa, que seguirán en los próximos meses, antes de lanzar la versión de producción en 2013.