Koenigsegg Agera: Con 910 cv y a 390 km/h

a fondo Koenigsegg Agera 1
Enrique Marco02 mar 2010
Uno de los deportivos más espectaculares que se podrán ver en Ginebra será el Koenigsegg Agera. La exclusiva firma sueca lleva a la muestra su última creación, con la que celebra sus 15 años de historia.
Con 910 cv y a 390 km/h
Uno de los deportivos más espectaculares que se podrán ver en el Salón de Ginebra (del 4 al 14 de marzo) será el Koenigsegg Agera. La exclusiva firma sueca lleva a la muestra su última creación, con la que celebra sus 15 años de historia y con la que continúa su trayectoria de fabricar coches de ensueño de forma casi artesanal, eso sí, a precios astronómicos.
Basado en los últimos CCX y CCXR, este nuevo deportivo bautizado como Agera estará disponible a partir de otoño, a un precio, que si bien no se ha desvelado, a buen seguro superará los 600.000 euros. Se trata de modelos de series muy limitadas y de fabricación casi artesanal, motivo por el cual alcanzan precios tan altos. De hecho, recientemente la prestigiosa revista económica Forbes publicó una lista de los coches más exclusivos del mundo, lista que encabezaba el Koenigsegg Trevita (una evolución del CCXR con carrocería “diamantada” y con una limitación de tres unidades) con un precio de 1,6 millones de euros, por encima del Bugatti Veyron Grand Sport y del Pagani Zonda.
Esta clase de automóviles se sitúa en el cenit del mercado, ya que superan por exclusividad y prestaciones a los mejores Ferrari, Lamborghini o Porsche. Otros ejemplos de similares características los encontramos en los holandeses Spyker, en los alemanes Gumpert o en los españoles Tramontana y GTA.
Centrándonos en el nuevo Agera, este biplaza construido en aluminio y fibra de carbono sólo pesa 1.290 kilos. Lleva un motor 4.7 V8 biturbo que genera una potencia de 910 cv a 6.850 Nm y un par motor de 1.100 Nm a 5.100 rpm (aunque desde 2.680 rpm ya entrega 1.000 Nm). Asociado a un cambio secuencial con levas en el volante y a un sistema de propulsión trasera con control de tracción deportivo, necesita unos neumáticos especiales para transmitir todo su potencial al suelo; y para ello ha contado con la colaboración de Michelin, que ha realizado unas gomas específicas en medida 255/35 R19 delante y 335/30 R20 detrás.
Las prestaciones del Koenigsegg Agera son de escándalo, ya que alcanza los 390 km/h de velocidad máxima y pasa de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos. Un tiempo todavía más llamativo es el que invierte en la frenada, pues con sus 6,5 segundos en pasar de 300 a 0 km/h frena casi tan rápido como un Fórmula Uno. Lo del consumo es lo de menos en un coche de estas características, pero gracias a su ligereza no es nada desorbitado: 16 l/100 km de media.
En su interior encontramos un habitáculo muy especial, el cual estrena un nuevo sistema de iluminación que brilla tras las superficies de aluminio. Su indicador central aglutina toda la información, y en la parte superior de la consola central se haya el navegador. Entre otras cosas el Agera lleva cronómetro para tomar tiempos por vuelta en los circuitos y un indicador de fuerza G. Nos alegra comprobar como Christian Von Koenigsegg, a pesar de no haber logrado en el último momento hacerse con el control de Saab (finalmente la Saab ha sido comprada por Spyker), continúa haciendo lo que mejor sabe hacer: deportivos de ensueño.