Kia Sorento: Una resurrección sofisticada

a fondo Kia Sorento 1
Raúl Toledano25 feb 2010
Tras el lanzamiento del exitoso Cee’d y el Venga a finales de 2009, Kia arranca 2010 renovando completamente a su lustroso todoterreno, el Sorento, que desde el año de su nacimiento, 2002, apenas había sufrido revisiones
Tras el lanzamiento para Europa del exitoso compacto Ceed y el utilitario Venga a finales de 2009, la marca surcoreana Kia arranca 2010 renovando completamente a su lustroso todoterreno, el Sorento, que desde el año de su nacimiento, 2002, apenas había sufrido revisiones esporádicas en equipamiento, chasis y acabados. A partir del 1 de marzo, la intención de Kia España es rentabilizar en nuestro país una motorización inicial y única: un diésel 2.2 de inyección directa common-rail, 4 cilindros y una potencia máxima de 197 cv, a la espera de que a finales de año se incorpore otro propulsor de dos litros con una cilindrada de 150 cv, para redondear una unidad con un chasis monocasco con el que se reduce el peso del coche en 200 kilos, y todo haciéndole crecer longitudinalmente en 95 mm para una mejor habitabilidad.
Sin noticias de un motor gasolina, el nuevo insistimos con lo de nuevo, porque en nada se parece a su antecesor; la mejora es apreciable para cualquier ojo humano- Sorento está orientado para un público que busque bajos consumos en su rutina semanal y que los fines de semana frecuente la salida al campo. El todocamino de Kia sale al mercado con dos tracciones: un 4x2 (delantera) en el acabado más bajo, por 29.500 euros; y una tracción total permanente (sistema 4WD sin reductora que entra en funcionamiento cuando detecta que alguna de las ruedas ha perdido adherencia) incluida en los dos acabados superiores: el Active, con cambio manual de serie, por 34.800 euros y el Emotion, con transmisión automática, por 38.500 euros. En todas las versiones están incluidos los siete años de garantía.
Con el Sportage asomando en el horizonte (Salón de Ginebra; del 4 al 14 de marzo), el renacido Sorento ha recibido la calificación de 5 estrellas de seguridad Euro NCAP. Entre las tecnologías de seguridad activa que incorpora destacar el control de estabilidad (ESC), de serie; el sistema HAC (control de asistencia de subida), que sujeta al esbelto y robusto Sorento cuando su motor se pone en funcionamiento en pendientes de más de 5% y el sistema DBC (control de asistencia de bajada), que mantiene una velocidad constante de 8 km/h durante el descenso de una pendiente acusada, ambos de serie. Asimismo, el EBD (repartidor electrónico de frenada) monitoriza la carga del coche la suma del peso de ocupantes y carga y ajusta la distribución delantera o trasera de la fuerza de frenado para maximizarla. Otra de las ayudas que incluye Kia, en cualquiera de sus acabados, son los faros de xenon.
El aspecto con el que nos recibió el nuevo Sorento es más dinámico y fresco que su antecesor, con la típica calandra de la marca, grupos ópticos afilados que copan todo el frontal e invaden un paso de rueda rematado en mate, unos faros antiniebla sobre una moldura de plástico de color negro en la parte inferior del paragolpes (idéntico a los del Ford Kuga) y unos retrovisores calefactables con intermitentes incrustados. El lateral imita, de rueda a rueda, en la parte inferior, el ala de un avión, mientras que las ventanillas tienen unas importantes dimensiones. Con un techo en el que se han colocado unas barras de color negro, el cierre del coche aporta un gigante portón con unos portentosos faros traseros que le otorgan mayor deportividad. Por dentro el coche ha ganado en sofisticación y sus materiales son de mejor calidad: volante de cuatro radios ajustable en altura y profundidad con tres relojes de señalización bastante intuitivos (en la versión más alta de gama, el Emotion, ofrece una pantalla con información digital sobre el estado del coche) y una consola central sencilla en la que se diferencia a la perfección la parte del audio de la de ventilación, que por cierto, en el acabado Active y Emotion incluyen climatizador bizona y aire acondicionado independiente para la tercera fila de asientos.
Sí, es que otra de las novedades del nuevo Sorento es la inclusión de una tercera fila de asientos (dos plazas más, siete en total, convirtiéndole en un 2+3+2) por 500 euros más respecto al precio base. El Sorento crece a lo largo (95 mm), es 15 mm más bajo y su batalla ha decrecido en 10 mm, transformándose en una unidad mucho más habitable. Todos los pasajeros van suficientemente cómodos, incluso los dos que ocupasen las dos plazas opcionales. El acceso al habitáculo es óptimo; entramos a él con suficiencia. Salir de él tampoco es una odisea, incluso para los ocupantes de la tercera fila, ya que los asientos de la segunda hilera se doblan por la mitad. El maletero tiene una capacidad de 111 litros con siete viajeros, 531 litros sin tercera hilera y hasta los 1.525 litros con ambas abatidas.
Con una caja manual de seis velocidades en el acabado Concept y Active, el nuevo propulsor R2.2 genera una potencia máxima de 197 cv con un par de 421 Nm a sólo 1.800 rpm (436 Nm con la transmisión automática) y su consumo se fija en 7,5 litros cada 100 km recorridos con el manual, mientras que se acerca más a los 8 litros con el automático. El Sorento tiene buena pisada por vía rápida, sus amables suspensiones permiten alcanzar importantes velocidades sin problemas (de 0-100 en 9,4 segundos), aunque nos desagradó el tacto de la dirección, que vibra en exceso, y sobre todo, que no filtra demasiado bien las irregularidades. El ruido que genera el rodar sobre asfalto a más de 120 km/h se nota en exceso dentro del habitáculo. Hay que estar fuerte de brazos para llevar el Sorento, que en la conducción off road es bravo y supera bien los obstáculos gracias a una considerable altura libre. Sin embargo, cuidado con entrar fuerte en vías sin asfaltar, donde el tren trasero (en el 4x4) pierde tracción con cierta facilidad. El Sorento se renueva por completo, resurge de sus cenizas, para que Kia haga frente en este segmento a rivales bastante bien posicionados, como el Toyota RAV4, Peugeot 4007, Ford Kuga, Nissan Qashqai o Chevrolet Captiva.
Precios oficiales del Kia Sorento:
-Kia Sorento Concept (4x2): 29.500 euros.
-Kia Sorento Active (4x4): 34.800 euros.
-Kia Sorento Emotion (4x4 Automático): 38.500 euros.