Kia Sorento HPDi

0

Inicio

ASALTO POR PRECIO

Kia lleva muchos años poniendo en circulación uno de los todoterreno compactos más resolutivos del mercado, tanto por sus prestaciones off-road como por su atractiva relación calidad/precio. El Sportage (que MRyT probó en septiembre de 2000) ha dado a la marca coreana las alas necesarias para atacar ahora un mercado muy atractivo a los ojos de los Constructores por su espectacular crecida en los últimos años: el de los vehículos SUV de segmento alto.

No podemos esconder nuestra gratísima sorpresa al ponernos al volante del nuevo y gran Kia Sorento, un vehículo diseñado desde cero (pero con todo el know-how del Sportage) y que va a dar mucha guerra en el mercado, esencialmente porque confronta al tamaño de un SUV de lujo el precio de un pequeño todoterreno urbano, con los sustanciosos sumandos de una gran calidad de acabados (tanto en materiales como equipamiento) y un moderno motor de origen Hyundai con 140 CV de potencia, tecnología Common Rail de inyección directa y un consumo verdaderamente ajustado. Incluso aporta valores estéticos muy atractivos, gracias a la utilización de líneas limpias, angulosas y homogéneas que le dan una imagen moderna y agresiva pero distinguida al mismo tiempo (que nos recuerdan muy directamente, por cierto, a las del Lexus RX300).
Lo primero que impresiona del Sorento son sus generosas dimensiones, tanto externas como en cotas de habitabilidad interior, gracias a esos 1’9 m de anchura. No en vano, su tara se eleva hasta las dos toneladas, a pesar de lo cual el voluntarioso motor HPDi logra lanzar este mastodonte hasta los 170 km/h, cifra no sólo respetable sino definitivamente alta. Nos agradó también lo comedido del consumo, si tenemos en cuenta las contingencias anteriores.
25 Marzo de 2003.

Hacer el cabra

HACER EL CABRA

El Sorento no busca ser una punta de lanza en tecnología si ello compromete su relación con el precio ajustado; por ello, no incorpora los modernos sistemas de engranaje automático de la tracción integral que montan algunos de sus competidores. Sin embargo, no resulta nada arduo accionar un mando giratorio a la izquierda del volante que permite seleccionar la tracción a dos o cuatro ruedas, así como la activación de la reductora. La altura libre al suelo es considerable para tratarse de un SUV, aunque la generosa batalla hace frotar la panza contra el suelo al superar obstáculos agudos.
Analicemos el factor que más ayudará a decidirse a los compradores del Sorento. Su suculento equipo de serie y la calidad de los acabados interiores (un verdadero prodigio de practicidad hecho con sencillez) no están en competencia con ofrecer un precio ligeramente superior a 25.000 . Cabría criticar que la lista de opciones, para aquellos que quieren más, no incluye aditamentos como el navegador, los airbag laterales o el techo solar. Sin embargo, el Sorento juega la carta de ser completo, pero a buen precio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.